Saltar al contenido

La mejor oferta (La migliore offerta) ***

30 junio 2013

Un renombrado experto en antigüedades, que también posee gran prestigio como subastador, es contratado por una misteriosa mujer, que tiene serios problemas para relacionarse con los demás para que evalúe los objetos heredados de sus padres. A medida que avanzan en la relación profesional se intensifica también la sentimental.

Después de ganar el Oscar a la mejor película de habla no inglesa con su segundo largometraje, Cinema Paradiso, el realizador italiano Giuseppe Tornatore se asentó como un cineasta prestigioso, responsable de un cine culto, generalmente grandilocuente en demasía, pero usualmente compacto y bien orquestado. Títulos como La leyenda del pianista en el océano o La desconocida así lo avalan. Esta nueva cinta es la más internacional de su carrera, especialmente gracias al reparto encabezado por un Geoffrey Rush a la altura de sus mejores trabajos, que ya son muchos y buenos.

Todos los defectos y las virtudes del cine de Tornatore se concitan en La mejor oferta. Incluso, técnicamente nos atreveríamos a decir que es de las más flojas, con un montaje que acumula bastantes defectos. Pero el resultado final es remarcable, y capaz de discutir a cualquier otro de su autor la cima de su filmografía. No deja de ser curioso, porque se trata de una producción a la que se le pueden sacar defectos desde todos los ángulos y, sin embargo, contenta a cualquiera. Ni siquiera el giro final, que desmerece bastante, así como algunas zancadillas en el guion, echa por tierra una producción seria que se luce en su conjunto.

Virgil Oldman es un hombre tan escrupuloso que come con guantes, y tan supersticioso que no acepta una tarta de cumpleaños cuando faltan unas pocas horas para su aniversario. Con la colaboración de un fiel amigo se ha hecho con una magnífica colección de relatos femeninos, aprovechándose de sus conocimientos y de alguna que otra treta en las subastas que dirige. Pero no es capaz de mirar a una mujer a los ojos. La primera llamada telefónica en el día de su cumpleaños la atiende en persona. Esta vez se trata de Claire, una joven heredera con una exagerada agarofobia. Le pide que catalogue y tase los objetos de la antigua mansión en la que vive recluida gracias a una estancia secreta.

Hay varios homenajes a Hitchcock durante tres cuartos del film. La historia cautiva. No es necesario ser escrupulosamente fiel al mundo artístico, y hasta se pasan por alto algunos problemas técnicos o de guion que chirrían en un segundo visionado. Funciona la relación entre los protagonistas –magnífico Rush y más que aceptable Sylvia Hoeks-, bien apoyados por secundarios de lujo, como Donald Sutherland y Jim Sturgess, y ambos crecen como personas día a día. Ella conseguirá salir a espacios abiertos y él perderá buena parte de sus escrúpulos y terminará hablando cara a cara con una mujer, no solo con las bellezas inertes de su admirable colección privada. Todo ello, aderezado con una magnífica partitura –otra más- de Ennio Morricone, que nos deleita sin necesidad de utilizar secuenciadores.

Los defectos se ven en la última parte de las dos horas largas de duración. Parece como si Tornatore quisiera tirar de la manta para no resfriarse y deja al descubierto los pies. La ampulosidad de los diálogos y la circunspección del cineasta se elevan muy por encima de la cinta, dejando al aire los defectos de guion y la relevancia exagerada de algunos personajes. Las reminiscencias de Hitchcock se evaporan como por ensalmo, tal y como sucedía con las primeras cintas de Brian de Palma. No obstante, estamos ante un trabajo convincente, que no es vano se alzó con seis premios David de Donatello sobre 13 posibles.

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: