Saltar al contenido

Gru, mi villano favorito 2 (Despicable Me 2) *

12 julio 2013

Después de una existencia dedicada a la maldad, Gru decide regenerarse y ocupar su tiempo libre en atender a sus tres hijas. Sin embargo, sus planes de tranquilidad se rompen cuando una organización secreta que lucha contra el mal solicita su ayuda para eliminar a un villano que ha robado una fórmula que puede hacer tambalearse al planeta.

Parece que las ideas se agotan, o por lo menos los personajes. También Universal Pictures, en maridaje con Illumination Entertainment apuestan por el éxito seguro y se remiten a un personaje que funcionó, y muy bien, tres años atrás. Lo hacen, además, con los mismos cineastas – Pierre Coffin y Chris Renaud-, y con idénticos guionistas. Sin embargo, Gru ha dejado de ser hora un supervillano pérfido y engreído para alistarse en el lado bueno, lo que le resta gracia y posibilidades al protagonista, que en principio iba a ser doblado por Javier Bardem y luego se le confió esta tarea a Florentino Fernández. A Cambio, la presencia de los minions tiene que ser alabada, ya que estos personajillos se ganan el respeto de todos los públicos, especialmente el del infantil.

No hay nada en la película que no sea convencional, al menos en el arranque. Gru organiza una fiesta de cumpleaños para la pequeña Agnes y ni siquiera duda a la hora de convertirse en la princesa de las hadas para contentar a su pequeña. Mientras, un malvado personaje se lleva de una base secreta del Polo un nuevo descubrimiento, capaz de enfurecer a cualquier ser viviente y convertirlo en salvaje depredador. Algo semejante a lo que sucede cuando mojas a los gremlins o les das de comer pasada la medianoche.

Desde ese momento, lo que sucede en la pantalla tiene mucho encanto para los pequeños y nos deja más bien fríos a los adultos, incluido un bache central que pende como una espada de Damocles sobre esta producción. A eso añadimos una historia de amor que tarda en arrancar, y que protagonizan Gru y la agente Lucy Wilde  –doblada por Patricia Conde y con un parecido razonable a Helen Mirren-, a quien la coloca a su lado una organización súper secreta que pretende defender las buenas intenciones por encima de actos hostiles.

Desde el punto de vista técnico, la cinta tampoco nos ofrece grandes alardes y el elemento sorpresa de la primera entrega, con su gran originalidad al convertir a un villano en héroe, se ha ido al traste. Sin embargo, rebosa humor, principalmente gracias a las tres niñas –Margo, Edith y Agnes– y, sobre todo, a cargo de los adorables minions. Los gags tampoco resultan novedosos, pero ayudan al entretenimiento, y la música de Heitor Pereira y Pharrell Williams resulta agradable y encaja con un guion donde no hay solamente hueco para el romance entre adultos, sino también para el primer amor.

Probablemente, dentro del cine de animación, sea de lo mejor que hemos visto esta temporada, aunque tampoco hay demasiado material susceptible de ser considerado interesante. A Pixar parece que le cuesta remontar el vuelo después de haber pasado a manos de Disney y todavía seguimos esperando la gran obra de Dreamworks. Aunque resulta altamente rentable en taquilla, el cine de animación comienza a estar sobrevalorado y se presenta tan carente de ideas como las películas de personajes. Ni siquiera la inmersión en el terreno tridimensional eleva sus posibilidades.

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en .

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: