Saltar al contenido

Ronaldo y Messi se juegan su futuro deportivo

18 abril 2014

No se trata de ser alarmistas, pero los problemas en el bíceps femoral siempre resultan muy preocupantes para un futbolista. En algunas ocasiones suelen ser más graves que la tristemente famosa tríada y bastante más que las roturas de ligamentos. El músculo afectado es vital a la hora de los esfuerzos repentinos, como los que efectúan los futbolistas, y también para las carreras prolongadas. Si no se curan muy bien, el futbolista afectado podría decir adiós a la élite en un corto espacio de tiempo.

El bíceps femoral provoca fuerte dolores que impiden la actividad deportiva. Sin ofrecer problemas en la vida cotidiana, se muestra implacable cuando se trata de un esfuerzo extra. Jugadores de primer nivel terminaron por colgar las botas antes de tiempo y eso lo saben muy bien en Concha Espina, porque dos de los suyos pasaron por esa misma situación. El primero, Prosinecki, que llegó con la vitola de ser el mejor futbolista de su época. Luego lo padeció un defensa, Woodgate. Ambos dejaron la entidad blanca para dar tumbos por varios equipos antes de irse para casa.

Esas lesiones son muy traidoras, porque el futbolista se siente bien y reaparece, por lo general, antes de tiempo. El jugador debería parar durante un período muy prolongado para cicatrizar la herida. De todas formas, cuando regresa al terreno de juego, los dolores reaparecen, lo que termina pos lastrar su moral e incrementa el temor constante a una recaída. Lo sabe muy bien leo Messi, que desde que sufrió el problema ha brillado de forma intermitente. Ahora le toca el turno a Cristiano Ronaldo. En principio, iba a descansar un partido de Liga, pero no ha vuelto a jugar desde la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones y su concurso frente al Bayern de Múnich es inseguro.

Tanto Cristiano como Messi se encuentran en la recta final de temporada, cuando sus equipos se juegan la victoria en todos los frentes. Sus equipos los necesitan pero ellos no están para Jugar. Para colmo, tienen en el horizonte un Mundial y las posibilidades de que descansen es mínima. Probablemente, no se juegan la temporada ni el Mundial, sino el futuro de su carrera deportiva. Desde ahora, tendrán luces y sombras. Si no reparan bien la rotura del bíceps, los dos mejores futbolistas del mundo dejarán de serlo muy pronto.

From → General

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en .

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: