Saltar al contenido

Raúl García pone el título en bandeja al Atlético de Madrid

27 abril 2014

El Atlético daba un paso de gigante hacia el título Liga gracias a un afortunado cabezazo de Raúl García, a dos minutos del descanso, que hizo bueno el error de los centrales y el guardameta local. Suficiente para llevarse los tres puntos y dejar el campeonato prácticamente decantado.

Partido fundamental para las aspiraciones del Atlético de Madrid en la Liga, lo que obligó a Simeone a no reservar jugadores con vistas a su compromiso de la Liga de Campeones. De inicio, sorprendieron los locales, que se lanzaron en busca de la meta de Courtois y dispusieron de una buena ocasión por medio Alcácer, que disparó fuera. Un cuarto de hora tardaron los colchoneros en tomarle el pulso al partido y un disparo en parábola de Villa, que también salió fuera, significó la réplica.

El guion previsto se cumplía, puesto que los levantinos perdían gas a medida que avanzaban los minutos y los visitantes se iban encontrando más cómodos y a la búsqueda de los pases interiores a sus delanteros. En el ecuador de la primera mita, se bastaban Koke y Gabi para impulsar a su equipo. De todas formas, a los madrileños les faltaba visión de jugada. La ausencia de Diego Ribas o de Arda Turan resultaba evidente, lo que facilitaba la destrucción por parte de los Pizzi. Ambos conjuntos también mostraban carencias físicas. A estas alturas, la gasolina no da para más, aunque los errores también suman.

A dos del intermedio los de Simeone daban un bocado a la Liga. Gracias a un centro al punto de penalti, Raúl García remataba de espaldas entre dos defensores y una salida absurda de Guaita. El esférico golpeó el palo mansamente y se introdujo en la portería para valer su peso en oro. Un gol que acercaba el título liguero a los del Manzanares. Sólo era cuestión de aguantar la segunda parte para acariciarlo.

En el arranque de la continuación, los de la capital no pasaron tantos apuros como al inicio. Incluso, Diego Costa pudo haber sentenciado en el cincuenta cuando se quedó solo en carrera ante Guaita. Esta vez sí acertó el guardameta, que enmendó su error anterior. Fue el momento en el que Pizzi buscó revulsivos entre los futbolistas a los que había dado descanso. El primero, Sosa por un agotado Parejo, a lo que respondió Simeone sentando a Villa, que no ha vuelto a marcar en Mestalla desde que dejó el Valencia.

La salida al campo de Feghouli coincidió con la mejor oportunidad de los valencianos, aunque Courtois se mostró inspirado. El Atlético jugaba con fuego y sus rivales se mostraban acreedores a la igualada. La rozó el argelino al recoger un rechazo, pero su fortísimo disparo salió fuera. La rapidez de los propietarios del terreno era suficiente para imponerse en el centro del campo y acumular ocasiones.

Quisieron los del Manzanares esconder el balón en los minutos finales y aprovecharse de los contragolpes que facilitaba el empuje de los levantinos. Guaita le volvió a sacar otro balón imposible a Diego Costa y el choque languideció para deleite de un Atlético de Madrid que ya se siente campeón, aunque lamenta la expulsión de Juanfran en el descuento.

From → General

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: