Saltar al contenido

El Real Madrid golea al Basilea pero no enamora (5-1)

16 septiembre 2014

Un Real plano se encontró con un autogol de Streller al cuarto de hora de juego. Luego, se soltaron  los blancos y ampliaron renta por medio de Bale, Ronaldo y James antes de que González batiera a Casillas antes del descanso. Ike hizo la parada de la noche y Benzema se reivindicó con un gran gol en la segunda mitad.

Primer partido en el Santiago Bernabéu del defensor del título, que sirvió para que Ancelotti siga buscando el sistema ideal. Nacho apareció como lateral derecho, manteniendo el esquema de los últimos encuentros, sin que el equipo encontrase el ritmo adecuado ni pusiera contra las cuerdas a los suizos. La tranquilidad para la grada llegó al cuarto de hora, gracias a un centro del lateral canterano que Streller alojó en su propia puerta. No mejoró el juego, pero sí dio tranquilidad.

Cambiaron las tornas cuando Cristiano Ronaldo se ancló en la banda y Gareth Bale galopaba por la izquierda, aunque intercambiaban posiciones a voluntad. También surgió la clarividencia de Modric, y en seis minutos los blancos golpearon tres veces. A la media hora, un envío del croata en profundidad con el exterior lo aprovecha Bale para hacer un buen control, elevar el esférico por encima del guardameta y remachar en boca de gol. Un minuto después, el galés, que recibió otro buen pase de Modric, ahora por la derecha, puso un centro raso mortal que Cristiano empujó con a la red. Finalmente, en el 36, Ronaldo se escapó por la derecha para ceder a Benzema, cuyo disparo centrado rebotó en Samuel para James Rodríguez rematase sin oposición.

Fueron momentos de buen fútbol madridista, que encontró pases interiores al espacio, si bien insistía en los mismos errores de los últimos partidos. El centro de campo no muerde lo suficiente y la zaga se despista con pasmosa facilidad. Por eso acortaron distancias los suizos. Un contragolpe mal defendido resultó suficiente para el paraguayo González sacase un latigazo seco y cruzado al que no pudo llegar Casillas, quien sigue en el ojo del huracán.

Tras el descanso, el Real Madrid volvió a las andadas. El equipo esta temporada se diluye en las segundas partes y el Basilea fue mejor. Mal momento físico del equipo, que dispuso de una sola oportunidad por medio de Bale, quien no acertó a pasar a ninguno de sus compañeros desmarcados, a cambio de dos buenos lanzamientos rivales, uno de ellos desviado milagrosamente por Casillas y el otro a la madera. Ni la savia fresca de Varane e Illarramendi sirvió para algo. Los de Ancelotti pueden obtener un resultado abultado pero no enamoran. Todavía queda mucho trabajo por delante.

No es óbice para que la goleada haya servido para limar asperezas. Iker se reivindicó, si es que hacía falta, con la parada de la noche, y Benzema marcó un quinto gol antológico, tras una pared con Ronaldo y antes de ser sustituido por Chicharito. Isco estaba preparado en la banda pero el técnico facilitó los aplausos al delantero francés.

From → Deportes

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: