Skip to content

Dos días, una noche (Deux jours, une nuit) (*****)

22 octubre 2014

Es viernes, y a Sandra, que acaba de salir de una depresión, le comunican una amarga noticia. Sus compañeros de trabajo han votado a favor de recibir una prima aun a costa de que ella sea despedida. Tras conseguir que su jefe acceda a repetir el escrutinio el lunes, la protagonista dispondrá de poco más de cuarenta y ocho horas para  modificar la tendencia.

Vuelven los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne a dar en la diana con una película de muchos quilates. A lo largo del último cuarto de siglo han sido los referentes indiscutibles de la cinematografía belga y en varias ocasiones han rozado, como en esta ocasión, una obra magnífica, perdurable, de las que dejan huella.

Con la crisis económica como excusa, los autores han creado un guion prácticamente redondo que, para llevarlo a efecto, confiaron en una actriz con mayúsculas. Es difícil pensar en otra intérprete que no sea Marion Cotillard para interpretar el complejo personaje de Sandra. Una mujer trabajadora que acaba de superar una depresión. Está felizmente casada con un hombre comprensivo, Manu –Fabrizio Rongioni-, y es madre de dos niños. Hace poco tiempo que han dejado atrás la vivienda social que habitaban y su existencia parece estable.

Un viernes fatídico, cuando Sandra duerme la siesta, recibe la llamada de una compañera. Durante su baja, la empresa ha comprobado que sólo necesita dieciseis personas, y no una más, para sacar adelante el trabajo. Por ello, ha dispuesto una votación entre los empleados en la que deberían decantarse entre percibir una prima de mil euros cada uno o conservar el puesto de Sandra. Sólo tres de ellos, por diferentes motivos, optaron sin remilgos por la continuidad de la protagonista.

Esa misma tarde consigue de su jefe que se convoque a una nueva votación el lunes a primera hora, por lo que tiene poco más de dos jornadas para conseguir seis nuevos respaldos que asegurarían su puesto de trabajo y evitarían el regreso de su familia a una vivienda social. Asistimos, por tanto, a su entrevista personal con los implicados en las afueras de Lieja, el escenario preferido por los Dardenne. Cada uno respaldará su postura y ofrecerá los argumentos necesarios para justificarla, incluso quienes dudan o están dispuestos a cambiar su dictamen. Así, hasta un final inesperado que invita a la reflexión casi tanto como cada una de las secuencias de la película.

Los Dardenne se ponen la cámara al hombro y se centran casi totalmente en su estrella por medio de planos secuencias. En pocas ocasiones recurren al contraplano para dejar que Marion Cotillard lleva el peso del film prácticamente al cien por cien. Sus gestos y sus reacciones nos llevan desde el entusiasmo hasta la depresión que desemboca en un intento de suicidio. Si eso tiene mérito, también el guion los acumula sin cesar. Los autores no toman partido ni cargan las tintas. Se mueven por una delgada línea que ellos hacen gruesa para ofrecer los distintos puntos de vista. Se trata de analizar dieciséis votos, cada uno de ellos refrendado por una situación personal distinta y siempre compleja.

El film apenas deja nada al azar. Hay lugar para la violencia, la comprensión, la amistad, las fobias y las filias. En poco más de hora y media se cuenta una historia redonda a la que no hay nada que oponer ni mucho menos que restar. El Festival de Valladolid no ha podido escoger una producción más idónea para su inauguración.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: