Skip to content

El récord de Leo Messi en la Liga de Campeones

6 noviembre 2014

Tras la victoria en Ámsterdam, Leo Messi ya se ha situado en el primer lugar de los goleadores históricos de la Champions League. Bien es verdad que igualado con Raúl González blanco y con una diana más que Cristiano Ronaldo. Con veintisiete años todo hace pensar que pueda ser el primero, si el portugués no lo consigue antes, en llegar al centenar de goles.

Esa gesta, producto de dos genios que comparten la misma generación, parece irrepetible. Pero que nadie se lleve a engaño. Hace menos de doce meses que el propio Cristiano Ronaldo consiguió superar una barrera que también parecía reservada únicamente a los elegidos: ocho goles en la fase de grupos de la máxima competición europea. En sólo seis partidos era poco menos que una hazaña. Pues bien, esta temporada, el brasileño Luiz Adriano la ha igualado en únicamente cuatro compromisos. Y no está considerado como uno de los genios del bañpmpié.

En un deporte como el fútbol, los topes individuales son bastante menos significativos, quedan para el recuerdo y, antes o después, resultan efímeros. Messi también batirá el récord de Telmo Zarra, y otro llegará que le superará a él. Sin embargo, permanecen en nuestra memoria el Real Madrid de las cinco Copas de Europa, el fútbol samba de Brasil del 70, el Milan de los holandeses o el Barcelona de Pep Guardiola. De los considerados grandes, sólo Alfredo di Stéfano, Pelé y Messi formaron parte de esos equipos históricos. Sin embargo, el colectivo les supera.

Démosle el valor que tiene a un futbolista –o dos- que está rompiendo récords en este primer cuarto del siglo XXI. Leo Messi, y probablemente Cristiano Ronaldo, serán eternos por sus marcas, hasta que alguien las supere. Entonces, sus nombres quedarán en la memoria selectiva. Pero si consiguen hacer grandes a sus equipos, quedarán para siempre inmortalizados con ellos. A Messi le puede más el técnico triunfante del conjunto culés, pero en su mano tiene la posibilidad de un segundo éxito que le consagraría definitivamente como el más grande. El de Madeira aún tiene por delante un par o tres de temporadas como mínimo para emerger como punta de lanza de un posible Real Madrid que reverdezca viejos laureles. De otra forma, ambos serán aves migratorias de éxito efímero, condenados a que alguien, en un futuro más o menos lejano, les haga parecer inferiores.

Anuncios

From → General

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: