Skip to content

Frío en julio (Cold in July) (***)

2 enero 2015

Un hombre mata a un ladrón en una pequeña localidad texana cuando el padre de la víctima sale de la cárcel, por lo que no cesa de acosar a la familia del autor del disparo. Al advertir que la identidad del fallecido no se corresponde con el nombre facilitado por la policía, ambos unirán sus fuerzas para enfrentarse a la mafia sureña.

El cineasta Jim Mickle es uno de los más interesantes dentro del cine indie. Basándose en una novela de Joe R. Lansdale, filmó su cuarto largometraje que formó parte de las producciones a concurso en el pasado festival de Sundance. La historia se desarrolla en Texas, a finales de los años ochenta, cuando un ladrón entra en la casa aislada de una familia. Alertado por su esposa, Richard Dane –Michael C. Hall-, un modesto empresario muy conocido en la localidad, sale al encuentro del amigo de lo ajeno y termina disparándole. La policía confirma que la identidad de la víctima se corresponde con Frederick Russell, un delincuente muy buscado cuyo padre, Ben–Sam Shepard-, acaba de salir de la cárcel.

Aunque Richard piensa que ha hecho lo correcto, no puede evitar los remordimientos de alguien que ha matado a una persona y acude al entierro donde tiene lugar un primer contacto visual con Ben, quien inicia una serie de amenazas sobre quien ha disparado a su hijo, que extiende a toda su familia. La policía cerca al ex recluso mientras el protagonista ve una fotografía que no se corresponde con el hombre sobre el que supuestamente  ha disparado. Deseoso por conocer la verdad, ayuda a Ben y juntos exhuman la tumba que reafirma sus sospechas.

Con la ayuda de un investigador privado excéntrico y de un humor muy especial, Jim Bob Lucas –Don Johnson-, descubren que Frederick Russell vive y se hace pasar por Frank Miller. Junto a un gigantón mexicano, es uno de los responsables de secuestros y posteriores asesinatos de varias chicas cuyo martirio se filma en video para deleite de la llamada Dixie mafia. Ben Russell, al ver las imágenes jura matar a su propio hijo.

Los que comienza con un thriller psicológico, sigue como una especia de western crepuscular para terminar como una película de acción. Jim Mickle muestra una extraña facilidad para saltar de uno a otro género sin que la película se rompa gracias a su buen hacer detrás de la cámara y a su sentido del ritmo. Las mayores decepciones vienen de parte de un guion que podía haber sido mucho más redondo y de un envoltorio ochentero que, probablemente, se encuentre en el espíritu de la novela original y que el responsable del film no ha pretendido modificar.

Hay un esfuerzo loable, aunque puede que un tanto exagerado por dotar a los principales personajes de una aureola bien diferenciada. Así, el corte de pelo trasnochado de Richard tiene su antítesis en la melena y el automóvil que luce Jim Bob, muy alejados de lo que se puede considerar como el estándar de un investigador privado. A favor del conjunto contribuye el buen trabajo de sus actores principales. Michael C. Hall pasa con naturalidad del hombre atormentado a la persona decidida que se enfrenta a las autoridades para que la verdad salga a la luz. Sam Shepard hace de Ben un tipo escrupulosamente recto a pesar de sus flaquezas que, inicialmente, parece extraído del universo más oscuro de El cabo del miedo. Don Johnson se mueve con naturalidad en el personaje peor dibujado de los tres, y al que seguramente no se le ha sacado en el guion todo el jugo necesario.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: