Skip to content

La Real Sociedad se aprovecha de los errores de Luis Enrique (1-0)

5 enero 2015

El técnico azulgrana dejó en el banquillo a Messi, Neymar y Alves. Esta decisión, unida al auto gol de Jordi Alba en los primeros compases de juego, fue la clave para que la Real Sociedad ganase el partido y privase al Barcelona de auparse provisionalmente al liderato de la Liga. Neymar, por acumulación de amonestaciones, no jugará contra el Atlético de Madrid.

Estas Navidades, Leo Messi, Neymar Jr. y Dani Alves gozaron de un día más de vacaciones. Tiempo suficiente, según Luis Enrique para que no saltar de inicio al césped de Anoeta. A esa decisión, bastante incomprensible, se unió el auto gol de Jordi Alba, al intentar despejar en plancha un centro desde la derecha del ataque easotarra. De ahí hasta el descanso, el guardameta donostiarra sólo tuvo que desviar un balón, a tiro lejano de Pedro Rodríguez, que había tocado en la espalda de Luis Suárez para cambiar la trayectoria.

El entrenador azulgrana no tiene culpa del gol en propia meta pero, si iba a reservar a quienes concedió una horas más de vacaciones, que se lo hubiera pesando antes de regalar, cuando menos, cuarenta y cinco minutos en su primera salida de 2015. El primer tiempo de su equipo en San Sebastián fue romo, anodino, falto de intensidad y de chispa. Munir pasó sin pena ni gloria y los demás no estuvieron mucho mejor.

Con la salida al campo de Messi parecía que algo podía cambiar, pero fue en vano. El siguiente en aparecer, Neymar Jr., no sólo no mejoró lo que había –Pedro Rodríguez- sino que se auto descartó para enfrentarse al Atlético de Madrid en el Camp Nou por no dejar el saque libre a Gerónimo Rulli en la última acción del choque. El tercero, Dani Alves, salió por Jeremy Mathieu, a quien Chory Castro y Carlos Vela traían por la calle de la amargura cuando recogían algún balón largo. El lateral brasileño también  terminó amonestado y ¡Montoya jugando de central! Luis Enrique no lo quiere y, además, le coloca en una posición nada habitual.

Decididamente, el entrenador asturiano no lo pudo hacer peor en una jornada que, por haber perdido el Real Madrid, tenía la opción, al haber disputado un encuentro más, de situarse como líder provisional del campeonato. Ahora es el Atlético de Madrid, su próximo rival, quien le discute la segunda plaza. David Moyes tenía que estar frotándose los ojos ante lo que sucedía en su estadio. Suponemos que no entraría en sus cálculos que su colega reservase a sus dos futbolistas más emblemáticos y que ni entre sus mejores sueños habría lugar para que un azulgrana batiese a Claudio Bravo en los primeros compases del partido. Para mayor fortuna, en la ocasión más clara  de los blaugranas, un pase de Xavi Hernández en profundidad sobre Luis Suárez, apareció su guardameta para agrandarse en el uno contra uno y dejar al uruguayo con la miel en los labios.

Anuncios

From → Deportes

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: