Saltar al contenido

Se nos fue de las manos (Babysitting) (***)

6 enero 2015

Un recepcionista de una editorial se encuentra convertido, el día de su cumpleaños, en la niñera de su jefe, a quien pretende mostrar los cómics que dibuja y escribe. El chaval es un joven malcriado y los amigos del protagonista se deciden por una fiesta sorpresa en la mansión donde se encuentra el homenajeado.

La primera película francesa rodada en found footage, o video encontrado que da lugar a la trama, no podía haber sido más afortunada. Aunque se trata de una ópera prima, firmada al alimón por Philippe Lacheau y Nicolas Benamou, y muestra demasiada candidez en su parte final, hay bastantes cosas interesantes en su interior. La historia empieza por Franck  -el propio Lacheau-, recepcionista de una editorial que, en el día de su treinta cumpleaños, pretende mostrar sus cómics al propietario de la empresa –Gérard Jugnot-. Lo que consigue, a cambio de una promesa, es que se convierta en la niñera de su hijo, Remy Schaudel –Enzo Tomasini-, un muchacho conflictivo, cuando sus padres deben ausentarse para un homenaje lejos de París, ciudad de referencia pero que no tiene nada que ver en la trama.

Los mejores amigos de Franck son el mujeriego Ernest –Tarek Boudali- y Sam –Julien Arruti -, un repartidor que se queda con una cámara de video durante el fin de semana. Ni cortos ni perezosos, después de haber preparado la fiesta de cumpleaños del protagonista, deciden trasladarla al domicilio de los Schaudel. Franck intenta rechazarlos en un primer momento, pero la futura presencia de Sonia –Alice David-, la chica de sus sueños, le hará cambiar de opinión. Ella aparecerá junto a su primo Ernest –Vincent Desagnat-, un tipo bastante impredecible. Mucho más, cuando se entera que su esposa ha quedado esa noche con Ernest. Pero también acudirán decenas de personas dispuestas a pasárselo en grande

Desde ese momento no sabemos nada más salvo la llamada de la policía que recibe el matrimonio propietario de la editorial. Uno de sus automóviles ha huido de un control policial, la casa está destrozada y no hay rastro del niño ni de sus posibles raptores. Los Schaudel regresan rápidamente a París y las impresiones no son nada halagüeñas hasta que aparece la cámara de Sam y, junto al inspector encargado del caso y a un estrafalario oficial que ejerce todo lo contrario a su cargo de psicólogo, conocen de primera mano lo sucedido.

Lo que ven en la pantalla es un auténtico desmadre incontrolado que se fue absolutamente de las manos a sus organizadores y en la que Remy, cómo no podía ser de otra forma, es el epicentro sobre el que gira una historia de amor bastante superficial y una serie de actuaciones que trasladan las carcajadas al patio de butacas. Lo que comienza recordando a Resacón en Las Vegas, pronto se convierte en algo absolutamente impredecible que se acerca mucho más a Project X, aunque en este caso hay motivos y excusas. No se trata de una orgía porque sí llevada a cabo por un grupo de descerebrados fuera de control.

Los responsables del film consiguen momentos magníficos en una cinta con altibajos en cuanto a la sucesión de gags. Algunos de ellos resultan manidos o esperados; otros, en cambio, muestran una originalidad que incrementa el valor del argumento. Es el caso de una loca carrera de karts por la carretera, en una lucha contra reloj para proporcionarle a Remy el inhalador que contrarreste su ataque de asma. El homenaje a uno de los videojuego estrella de Nintendo es absoluto, pero también brillante. Incluso, podemos ver al aniño con un casco que nos recuerda a Súper Mario. Los momentos álgidos superan los valles  y se llega a olvidar la banda sonora compuesta por canciones convencionales. Todo, en aras a una diversión que huye de la escatología propia de estas producciones y cuyos desnudos, esta vez, sí están justificados.

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: