Skip to content

La conspiración del silencio (Im Labyrinth des Schweigens – Labyrinth of Lies) (***)

21 enero 2015

En los años cincuenta, cuando Alemania vivía su particular milagro económico, un joven fiscal, sin demasiada experiencia, profundiza en un hecho dramático. Nada menos que lo sucedido en el campo de concentración de Auschwitz, un lugar del que la mayoría de los germanos nunca habían oído hablar.

Este film, con una estética inconfundible de los thriller de mitad del siglo pasado, está inspirado en una historia real y fue acogido favorablemente durante su primera proyección pública, en el pasado Festival de Toronto. Dirigido por el debutante Giulio Ricciarelli, cuenta con un reparto de actores poco conocidos fuera de su país de origen, encabezado por Alexander Fehling, cuya película más conocida, Storm, participó hace un lustro en la sección oficial de la Berlinale.

Durante los años cincuenta, en pleno milagro económico germano después de la Segunda Guerra Mundial, el periodista Thomas Gnielka –André Szymanski- pugna por sacar a luz puntos oscuros del nazismo. Principalmente, lo sucedido en el campo de exterminio de Auschwitz, donde ejerció como vigilante. Sin embargo, sus contemporáneos no le creen y las fuerzas públicas se esfuerzan en desacreditarle puesto que todavía hay muchos seguidores de Hitler ocupando puestos de responsabilidad y que no quieren ver como se destapa su cruel pasado y el genocidio judío.

Cuando Gnielka se esfuerza por demostrar que un profesor llamado Simon Kirsch –Johannes Krisch- había sido uno de los más detestables responsables del campo, apenas nadie le concede crédito. Tan solo el joven fiscal Johann Radmann –Alexander Fehling- acepta tomar el caso para evadirse de la rutina del principiante, entretenido con casos apenas significantes, como las multas de tráfico.

Johann y Thomas se hacen amigos mientras el primero profundiza en la investigación. Cada día está más convencido de la barbarie cometida en Auschwitz pero se encuentra con la rotunda negativa de los posibles testigos o supervivientes a sentarse en el banquillo para declarar. Cuando las pruebas de que puede encontrar a Josef Mengele, conocido como el Doctor Muerte, para que se haga responsable de sus crímenes, su superior le asigna a otro compañero como ayudante. Rebuscando en los archivos de la Embajada de Estados Unidos, consigue detener a Robert Mulka, ayudante de campo de Rudolf Hoess, aunque todo su interés se centra en dar con el paradero de Mengele, a quien también buscan con ahínco los servicios secretos israelíes

El resultado de las investigaciones de Johan Radmann, impulsados por su superior Fritz Bauer –Gert Voss-, culminaron con el llamado Juicio de Auswichtz. Los alemanes conocieron de esta forma, a través de un proceso  que se extendió desde 1963 a 1965, los crímenes y experimentos llevados a cabo en el campo de exterminio próximo a Katowice, hoy en tierras polacas, el mayor y más temido de entre los levantados por  el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

La película cumple perfectamente con su propósito de reconstruir aquellos días en los que la investigación se encontraba sumergida en un laberinto de mentiras o silencio. La atmósfera es lo mejor de esta producción rodada con seriedad, aunque anteponiendo los hechos a la creación artística. Apoyada en un reparto que cumple con su cometido, lo mejor del film es, sin duda, su honestidad no exenta de un convincente desarrollo próximo al thriller.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en El Ónfalos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: