Saltar al contenido

No llores, vuela (Aloft) (**)

22 enero 2015

Un incidente marca el distanciamiento entre una madre y su hijo. Años después, el chaval se ha casado y un experto cetrero, mientras que su progenitora adquiere una importante fama. Aparece una periodista francesa que propicia un encuentro entre ambos lo que da pie a que uno y otro entiendan la vida de forma diferente.

La sobrina del premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, alcanzó notoriedad cuando  su anterior largometraje, el segundo de su carrera, ganó el Oso de Oro en la Berlinale y fue candidato al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. En esta ocasión, sin renunciar a sus principios, Claudia Llosa se planea una historia más ambiciosa, absolutamente internacional, con actores made in Hollywood, rodada en Canadá y con producción española. Nada menos que Jennifer Connelly, ganadora de la estatuilla por Una mente maravillosa, es la cabecera de un reparto en el que también figuran Melanie Laurent, Cillian Murphy y William Shimell.

Claudia Llosa ha pretendido ser fiel a sí misma, por lo visto anteriormente en la pantalla y, una vez más, se aleja de las grandes urbes para que el escenario natural se convierta en uno de sus personajes. En esta ocasión ha llegado hasta Manitoba, en Canadá, donde las carreteras heladas y su paisaje condicionan la acción, que transcurre en dos épocas de tiempo y que tiene como protagonistas a una madre y a uno de sus vástagos. Agotados todos los recursos y explotada en su trabajo, Nana –Connelly- lleva a su hijo menor a un sanador llamado Newman –Shimell-. Durante la visita tiene lugar un incidente que obliga a que su primogénito, Iván –Murphy- tenga que desprenderse de un halcón que cuidaba con mimo.

Andando el tiempo, y recopilando el conocimiento de sus antepasados, Iván se ha convertido en un experto cetrero, mientras que su madre ha ocupado el lugar de Newman después de que éste hubiera visto en ella muchas más posibilidades para ayudar a los demás. Ressemore –Melanie Laurent-, una joven periodista televisiva intenta reunirlos por lo que, después de varias peripecias, escenas de amor y sexo gratuitas, en las que aparece Oona Chaplin, ambos personajes llegan a encontrarse y se produce el milagro del perdón que, al fin y al cabo, es el objetivo de esta película. No hacían falta tantos rodeos para explicarlo.

Es incuestionable el talento artístico de su directora y su capacidad para mostrarnos escenarios sugerentes, pero no resulta menor el hermetismo que transmite y la capacidad de su puesta en escena para que nos alejemos de una historia alargada y con guion lleno de altibajos. Hay momentos fascinantes de un cine atractivo y cautivador, pero lo comparte con otros tediosos, que parecen pegotes dentro de una unidad narrativa que no deja indiferente a nadie. Incluso, los actores están sobreactuados por momentos, y la partitura musical, en su mayor parte sintetizada, de Michael Brook sufre de los mismos problemas, al igual que la fotografía de Nicolás Bolduc.

Una de las frases que se escuchan en el film, Nunca vi una destrucción tan bella, podría servir de colofón al comentario sobre este film. Original en su planteamiento y en su concepción, llega demasiado pronto a una encrucijada en el que parece plantearse si debe servir para el ego de su autora o descender a la comercialidad. Obviamente, ha escogido lo primero, cuando ambos caminos podrían haber sido compatibles.

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: