Skip to content

Griezmann atronó al Rayo (3-1)

24 enero 2015

Dos goles de Griezmann prácticamente calcados, pusieron el choque muy favorable para el Atlético, pero Trashorras acortó diferencias antes del descanso. Cuando más esperanzas tenían los franjirrojos, Manucho alojó el balón en su propia puerta a la salida de un córner.

Doce minutos tardó el Rayo Vallecano en regalar un balón en defensa al Atlético de Madrid. Fue Zé Castro quien se embolicó ante Griezmann y el francés se fue en vertical hacia la puerta de Toño para batirle sin problemas. Y eso que los de Paco Jémez empezaron bien. Como casi siempre, dominando el esférico, controlando el juego y empujando a su rival hasta su propia área. A los de la barriada madrileña les pierde sus errores en la zaga. Su técnico prefiere que los suyos saquen el balón controlado y nunca al patadón, lo que les penaliza demasiado.

No cambió la propuesta de ambos conjuntos tras el gol. Simeone no se atrevió a formar con tres delanteros y dejó a Torres en el banquillo. Prefirió aprovecharse de las concesiones vallecanas y mediado el primer período había doblado su ventaja. Otra vez Griezmann se fue en directo hacia la puerta de Toño tras un mal achique de los rayistas a la prolongación de Mandzukic. De Nuevo el galo marcó en carrera con una facilidad pasmosa. Si la tónica del choque se mantenía estable, los del Calderón podrían golear a base de contragolpes.

El Atlético se decidió por la misma propuesta con la que eliminó a su eterno rival en la Copa. Aguante atrás y salida con mucha velocidad, sólo que el Rayo sacó más mérito a su juego estático. Tras un error de Juanfran, a Roberto Trashorras le dejaron un metro en la frontal del área y el gallego, con suavidad, envió el esférico combado al poste izquierdo de Moyá, haciendo imposible la buena estirada del guardameta. Justicia para un equipo que tenía más clara su posición y su estilo sobre el terreno de juego.

El buen hacer de los visitantes se encontró con otro jarro de agua fría cuando, a la salida de un saque de esquina, Manucho alojó el esférico en su propia portería. Sucedieron los peores momentos de los de Jémez, que se repusieron con la entrada de Bueno y el bajón físico de los blanquirrojos. El propio Alberto Bueno dispuso de una magnífica oportunidad que desbarató Moyá antes de que Miranda sujetara a Manucho dentro del área. No se señaló la pena máxima y aunque los franjirrojos continuaron en su empeño, el marcador continuó inalterable aunque Griezmann, en otro contragolpe, estrelló el balón en el poste.

Anuncios

From → Deportes

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: