Skip to content

Nightcrawler (****)

28 enero 2015

Un joven que se dedica a pequeños hurtos ante la dificultad para encontrar trabajo descubre el llamativo mundo de los freelance televisivos. Tras ver la evolución de uno de los profesionales nocturnos, decide profundizar por ese camino hasta que desemboca en situaciones de elevado riesgo o que están al margen de la ley.

Se podría hablar de muchas películas como antecedente de esta ópera prima escrita y dirigida por Dan Gilroy, que le ha proporcionado prácticamente todos los galardones dedicados en Estados Unidos a los cineastas noveles. Queda el regusto, por ejemplo, de la prensa sensacionalista de Taxi Driver o El gran carnaval. También se remite a la espléndida Network y, sobre todo, a El ojo público (1992), el que Joe Pesci dio vida a un fotógrafo inspirado en Weegee, un neoyorquino que, como muchos otros en los años 40, tenía pinchada la radio de la policía para llegar cuanto antes a los lugares en los que se había producido un hecho violento y retratarlos con su cámara. Revelaba en su mismo auto y vendía las instantáneas a los periódicos, que sobrevaloraban el precio cuando se captaba algún fallecido.

Se cambia, en este caso, la ciudad de Nueva York por la de Los Ángeles y los periódicos matutinos por los informativos matinales de las distintas televisiones. La diferencia es que la cinta producida por Robert Zemeckis resultaba demasiado romántica para su contenido, algo de lo que se aleja el personaje de Louis Bloom, encarnado por un fantástico Jake Gyllenhaal, que dota a su rol de una personalidad  mucho más profunda a la ofrecida por el guion. No era fácil, puesto que se trata de un carácter con toques de locura, inteligencia, ambición y una capacidad de aprendizaje y auto confianza pocas veces vistas en el cine. Tiene rasgos del Jack Nicholson de El resplandor, y no se aleja demasiado del encarnado por Ryan Gosling en Drive, el de Robert DeNiro en Taxi Driver, o el de Daniel Day Lewis en Pozos de ambición.

Louis roba hilo de cobore, relojes, tapas de alcantarilla y objetos similares para subsistir porque no encuentra trabajo hasta que una noche asiste a un accidente de tráfico y ve trabajar al freelance Joe Loder –Bill Paxton- . Encantado con la posibilidad de seguir por ese camino, vende su bicicleta y adquiere un equipo semiprofesional con el que obtiene sus primeras exclusivas. Las vende a un canal de televisión no demasiado popular cuya editora de noticias de la mañana es Nina –Rene Russo-, una mujer capaz de hacer lo que sea con tal de incrementar sus índices de audiencia, aunque su papel y su presencia se quedan muy lejos de la gran Faye Dunaway de Network.

Ambos saben lo que quieren y comprenden que se necesitan. Para ello, llegan a límites insospechados, que van desde mentir a la audiencia a falsificar pruebas, ocultar información e, incluso, a delitos execrables y otros de menor cuantía. Mientras Nina consigue su propósito en el informativo matinal, Louis, que aprende rápido y se maneja con soltura en Internet, amplía sus conocimientos y su capacidad para llegar hasta donde otros no pueden. Lo primero, aparte de un equipo de última generación, es contratar a un ayudante al que explota porque no es como él. A Rick –Riz Ahmed- le mueve más que nada el dinero y está exento de los delirios de poder de su jefe.

Por culpa de la ambición y las exigencias que se impone a sí mismo el personaje central, la cinta raya por momentos lo imposible. Algunas situaciones resultan exageradas y, por superar el límite de aceptable, se antojan increíbles aunque en ningún caso se trate de una parodia. Si aceptamos pulpo como animal de compañía, deberemos hacer lo propio con esta historia que, en ese caso, funciona gracias al ritmo impuesto por su director aunque en ocasiones, pretende llegar tan lejos en su propuesta que presenta altibajos que, a buen seguro, podrán ser subsanados en sus siguientes películas. Se adorna, además, con una partitura de James Newton Howard que no se encuentra entre sus composiciones más inspiradas.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Vía Láctea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: