Skip to content

Timbuktu (****)

5 febrero 2015

En 2012, el grupo Ansar Dine se hizo con el control del norte de Mali, especialmente en la ciudad que da nombre al film. Rifles en mano, sus correligionarios querían imponer sus propias normas en aras de la religión. Prohibían fumar, escuchar música y hasta jugar al fútbol. Las mujeres, deberían de usar guantes en todo momento.

Timbuktu es, para nosotros, la ciudad de Tombuctú, nombrada en el séptimo arte en otras ocasiones, incluso por Luis García Berlanga. En este caso, representa el oprobio llevado a cabo durante el año 2012 por un grupo extremista, conocido por Ansar Dine, que pretendía imponer la yihad con todas sus consecuencias. Perseguía a los músicos, obligaba a las mujeres a usar guantes en todo momento, a los hombres a llevar pantalones por encima del tobillo, y prohibía fumar y hasta jugar al fútbol, lo que se representa por una admirable secuencia en la que varios jóvenes disputan un partido sin balón.

El desarrollo del film se llevó a cabo en Mauritania, por parte del cineasta Abderrahmane Sissako, responsable de La vida en la tierra y que, probablemente, gestó la idea cuando rodó en Mali su largometraje más comercial hasta la fecha, Bamako. A partir de la noticia de una pareja lapidada en Aguelhok por mantener relaciones sexuales sin haber contraído matrimonio, nos presenta a una serie de personajes castigados por el ansia febril del grupo terrorista, cuyos miembros llegan a ser reprendidos por el imán –Adel Mahmoud Cherif- por su extremado celo y porque portaban armas en el interior de la mezquita, durante la oración.

Se detiene más en la familia de Kidane –Ibrahim Ahmed-, un tuareg que vive en una jaima con su esposa Satima –Toulou Kiki-, su hija Toya y el joven huérfano Issam. Son ganaderos y cuando un pescador mata a su vaca más preciada, se crea un conflicto duramente castigado por la sharia, la ley islámica o código de conducta. Paralelamente, los extremistas de Abdelkerim –Abel Jafri- la toman con un grupo de músicos en los que destaca la dulce y melodiosa voz de Fatoumata Diawara. Todos ellos, y algunos más, son juzgados de acuerdo con el aspecto más cruel de sus creencias.

Sissako no carga las tintas contra el yihadismo y, sin embargo, su película es un alegato contra el horror y el fanatismo. La crueldad sobrevuela cada plano, aún a pesar de que abunden las situaciones distendidas, llegando incluso a comparar a Zinedine Zidane con Lionel Messi. Se arriesga en ocasiones, como las dunas y las retamas que, juntas, evocan el sexo de una mujer; consigue instantes de gran valor cinematográfico, como cuando Kidane cruza el río en el que abrevan sus vacas; y está a punto de conseguir una obra maestra.

Acaparadora de los César franceses en la última edición, y candidata al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, sus mayores defectos, que no llegan a desmerecer en modo alguno su propuesta, vienen de la mano de una planificación que a veces rompe con el resto y por un cierto confusionismo en el planteamiento del guion. Este segundo aspecto puede ser deliberado si tenemos en cuenta que se hablan cinco idiomas distintos en la película y que ese mismo galimatías representa el desconcierto en el que está sumida la zona por la aparición de los fanáticos.

Con una fotografía resplandeciente, alterna pasajes de cámara fija con otros en los que el montaje es más descarado. De ahí que hablásemos de una planificación menos coherente. Abundan los contraplanos en las escenas de la jaima, que se eluden en casi todo el resto del largometraje. Quizá, para diferenciar los pasajes más íntimos de los que resultan trágicos. En todo caso, se trata de un latigazo, como uno de esos ochenta azotes a la que es condenada la cantante, tras ser detenida y juzgada unilateralmente.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Vía Láctea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: