Skip to content

Chappie (**)

12 marzo 2015

La presencia de robots policía mermó considerablemente la criminalidad en Johannesburgo hasta que unos criminales raptaron un ridículo prototipo, dotado de una singular inteligencia artificial, para llevar a cabo sus fechorías. Chappie es similar a un niño, capaz de aprender todo lo que se le dice pero no exento de sentimientos.

Después de la espléndida Distrito 9 y de la irregular Elysium, se esperaba con interés la nueva película del australiano Neill Blomkamp, cuyo guion volvió a escribirlo conjuntamente con su esposa Terri Tatchell. Otra vez, centra su propuesta en el género fantástico y la desarrolla en Johannesburgo, donde la criminalidad alcanza cotas insospechadas hasta que la policía compra a la empresa Tetravaal unos robots especializados en luchar contra la delincuencia.

Confeccionados con titanio, y aparentemente indestructibles, los ingenios diseñados por Deon Wilson –Dev Patel- han convertido la ciudad en un núcleo urbano seguro. Su responsable trabaja en dotar a sus creaciones de inteligencia artificial, lo que despierta la envidia de un compañero de trabajo, Vincent Moore – Hugh Jackman-, quien desea anteponer su propio robot, Alce, como la estrella de una compañía que dirige Michelle Bradley, personaje encarnado por Sigourney Weaver, con quien Blomkamp trabajará en su próxima película, una secuela de Alien.

Cuando unos criminales tienen de plazo siete días para satisfacer una importante deuda económica, planean desactivar a los robots para atracar un camión blindado. De paso, se hacen con Chappie, un ingenio abatido con el que Deon probó con sus investigaciones más avanzas. De esta forma, Yolandi –Yolandi Wisser- y Yankie –José Pablo Castillo-, una pareja disfuncional, se convierten en los padres adoptivos de una criatura metálica a la que enseñan a moverse con un estilo muy peculiar al tiempo que le proporcionan una serie de directrices encaminadas a conseguir sus propósitos.

La historia engarza con aquel atractivo Número 5 de Cortocircuito. Incluso, en el aspecto físico hay bastante similitudes, pero también con Robocop, aunque las ideas que propone se quedan asfixiadas por una puesta en escena bastante más deficiente que los trabajos anteriores de su autor. La mayor parte del poso que deja este film son estereotipos o chistes facilones cuando en el interior hay una amalgama de mejores propósitos que se han quedado, siendo generosos, a mitad de camino.

Las vivencias de este Robocop de andares molones, que descubre el amor paternal, la dependencia de su creador, así como las consecuencias de la muerte, daban juego para mucho más que para unas escenas de acción muy creíbles, unos efectos especiales atractivos y unas situaciones que tienden a lo grotesco. Hay otros aspectos que subyacen en la trama que resultan escasos, como la delincuencia en las grandes urbes,  las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial, o las envidias por escalar posiciones dentro de la empresa, que llevan a perpetrar acciones deleznables.

Ese galimatías superficial de ambiente urbano en el que ha metido de lleno Blomkamp afecta igualmente a los actores. Jackman se encuentra despistadísimo, Sigourney Weaver lleva a cabo poco más que un cameo y los demás se lucen por su look más que por las posibilidades de sus papeles. A cambio, destaca la partitura electrónica de un Hans Zimmer bastante inspirado, lo que tiene su contrapunto en el enfrentamiento entre Alce y Chappie, que no alcanza el efectismo de las peleas entre súper héroes.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Vía Láctea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: