Skip to content

Lo mejor de mí (The best of Me) (*)

30 marzo 2015

Dawson y Amanda se hicieron novios en el instituto y su amor prevaleció contra todo tipo de adversidades, incluido la oposición del padre de ella y los agravios físicos de la familia de él. Veinte años después se reencuentran cuando Dawson supera un accidente en una plataforma petrolífera y Amanda es madre de un chico que debuta en la Universidad.

Otra nueva novela de Nicholas Sparks llevada al cine que pretende emular los éxitos de Un lugar donde refugiarse –Sahe Haven- y, sobre todo, de El diario de NoaThe Notebook­-, a cuyo desarrollo recuerda especialmente, ya que se trata de una historia de amor imposible que se desarrolla en el tiempo. Especialmente, durante dos épocas, la actual y cuatro décadas atrás, cuando ambos protagonistas comienzan su idilio.

Partiendo de un texto de Sparks, ya sabemos lo que nos depararán las casi dos horas de proyección aunque no hayamos leído la novela: chico brillante pero con problemas que quiere dejar atrás su pasado, muchacha encantadora de la que se enamora, y muchas dificultades para seguir juntos en un ambiente especialmente agradable y fundamentalmente trágico. En este caso, Dawson Cole –James Marsden- y Amanda Collier –Michelle Monaghan- se conocieron el instituto. Mejor dicho, ella se encaprichó de él. Pero Dawson tuvo que refugiarse en casa del que se convertiría en su guarda legal, el viudo Meta –Gerald McRaney- ante la agresividad mostrada por su padre –Sebastian Arcelus- y sus hermanos, dedicados ala distribución de droga.

Después de insistir en un amor profundo, un hecho trágico conduce al alejamiento de los dos jóvenes. Cuatro décadas después, el hijo de Amanda –Ian Nelson- va a la Universidad y Dawson sufre un accidente en la plataforma petrolífera en la que trabaja. Justo en el momento en que reciben la noticia de que Meta acaba de fallecer y su albacea les cita en la pequeña localidad de Luisiana en la que crecieron. Su regreso aviva un fuego mantenido desde la adolescencia pero también las pasiones y odios acumulados desde entonces.

Rodada en un entorno idílico junto a los pantanos de la desembocadura del Misisipí, con abundancia de flores y encanto, la cinta no pretende ocas cosa que entusiasmar a las jovencitas y satisfacer a las espectadoras de mediana edad. Rebosa edulcorante por todos los rincones, incluso hasta babosea. Todo está perfectamente calculado para la emoción, la utilización del moquero y el sentimentalismo, aunque falla en casi todo excepto en la actuación de sus dos protagonistas, que hacen creíbles unos personajes que llegan a rozar el ridículo. Muy por encima, desde luego, que lo aportado por los jóvenes que los representan como adolescentes: Luke Bracey y Liana Liberato.

Desde luego, esta producción está muy por debajo de las otras adaptaciones de Sparks mencionadas arriba, y el cineasta Michael Hoffman tampoco hace mucho por levantar el vuelo. Le preferimos más desmadrado –Escándalo en el plató– que cuando ha de radiografiar una pareja. Se resintió de ello Un día inolvidable, a pesar de la presencia de George Clooney y Michelle Pfeiffer, y se agudiza mucho más en este caso. El subrayado de flores que parecen extraídas del frondoso abigarramiento de Más allá de los sueños, aquella locura onírica interpretada por Robin Williams, tiene su punto en una agradable banda sonora volcada hacia el country que, salvo el instrumental de corte irlandés del principio, ayuda a sobrellevar este propuesta tan poco digestiva.

Anuncios

From → Cine

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Vía Láctea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: