Saltar al contenido

Convicto (Starred-Up) (****)

1 abril 2015

Un adolescente violento es desplazado desde un correccional a una cárcel para adultos. En el nuevo centro se encontrará con su padre y una serie de personajes que alternan la agresividad con la benevolencia. La adaptación, aun con la sobreprotección paterna, resulta más difícil de lo esperado.

Aunque rodada con anterioridad a ’71 e Invencible, en esta producción independiente británica el actor Jack O’Connell ya mostraba todo su potencial. Ahora mismo es, sin duda, una de las estrellas del futuro. Con él, comparte honores estelar un espléndido Ben Mendelsohn. El australiano se ha llevado reconocimientos por todas las latitudes en las que fue estrenado este film dirigido por David Mackenzie, con el que alcanza el cénit de su carrera profesional hasta el momento. Buena parte de culpa tiene el guion de Jonathan Asser, basado en experiencias personales, así como la labor coral del elenco artístico, compuesto por nombres desconocidos que ofrecen un auténtico recital.

La historia se enmarca en el subgénero de dramas carcelarios, aunque se eleva por encima de él para centrarse en una relación paterno-filial que pudiera suceder en cualquier otro decorado. Eric Love –O’Connell- llega a una prisión británica procedente de un correccional. Aunque todavía es adolescente, su carácter agresivo aconseja olvidarse de una posible enmienda para que se integre en el mundo de los adultos imposibles. No tarda en ocupar una de las celdas de castigo por ser demasiado suspicaz.

Dos internos intentan ayudarle. Por una parte, su padre, Neville Love –Menseldohn-, quien intenta protegerlo de las dificultades que le aguardan, tanto de los funcionarios como de los compañeros del penal. No es la primera vez que asesinan a un presidiario simulando un suicidio. Por otra, se eleva la figura de Oliver Baumer –Rupert Friend-. Como voluntario, es el líder de un grupo en el que se intentan reconducir conductas violentas y que tiene el beneplácito de la dirección. Eric no tardará en hacerse popular debido a su comportamiento pero también a causa de sus habituales compañías. Para recordar el momento en que tiene cogidos con sus dientes los elementos viriles de uno de los guardias.

En un centro similar en el que vimos el enorme trabajo de Daniel Day-Lewis en El nombre del padre, la cinta posee el inequívoco aroma asfixiante del género. Únicamente sale al exterior durante el paseo por el patio del primer día de reclusión del protagonista y, en la última secuencia. Si anteriormente ya se había desmarcado esta producción de cualquier drama carcelario visto hasta la fecha, el desenlace todavía lo aleja más, consiguiendo por este motivo que el espectador olvide difícilmente este film.

Con un exceso verbal, y en ocasiones físico, puede achacarse a esta cinta que no se inclina por el término medio. Exagera los enfrentamientos de los reclusos y también la benevolencia. De ambas no son ajenos los funcionarios, ni su jefa, encarnada por Sian Breckin y que representa el único elemento femenino del reparto si excluimos las agentes sin frase que forman parte del cuerpo policial. Tampoco hay una madre o una esposa a la que se puedan referir Eric y Neville. La relación es entre ellos. Tanto, que el hijo consiguió dejar el correccional para ir al mismo edificio en el que se encuentra su padre, cuyos pasos ha optado por seguir desde hace tiempo. La pelea entre ambos constituye uno de los momentos más significativos de una proyección que a nadie deja indiferente. Como tampoco la cruda fotografía de Michael McDonough, muy próxima a su trabajo en Winter Bones, que colabora con la atmósfera asfixiante, y hasta a veces incómoda, propuesta por Mackenzie.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: