Skip to content

La oveja Shaun (Shaun the Sheep) (****)

16 abril 2015

El anuncio de tomarse un día libre resulta más que suficiente para que Shaun planee una jornada tumbara en el sofá, degustando un cóctel y viendo la televisión. Lo que no podía imaginar es que a consecuencia de una pequeña travesura todo se terminaría enredando hasta el punto de tener que rescatar al granjero en la Gran Ciudad.

Convertir en largometraje una producción animada de episodios cortos, sin palabras, destinada al público infantil siempre acarrea un importante riesgo. Sin embargo, los dos últimos casos en llegar a nuestra pantallas confirman lo contrario, si bien con importantes matices que las diferencian. La francesa Minúsculos: el valle de las hormigas perdidas es un prodigio de luminosidad, aunque su vertiente ecológica  la convierten en más difícil; por el contrario, las peripecias de la oveja Shaun resultan muy entretenidas. Los más pequeños se lo pasarán bomba con sus aventuras, y los mayores saldrán de la sala de exhibición con una sonrisa y la satisfacción de una puesta en escena muy divertida.

Sin la calidad de Wallace y Gromit, y sin el barroquismo de Piratas, esta propuesta de plastilina y stop-motion alcanza con creces sus objetivos. Aunque sus directores, Richard Starzak y Mark Burton, son primerizos, saben ocultarlo muy bien coherente aunque partan de un postulado tradicional. Con este film, se refuerza la idea de que el cine de animación británico está consiguiendo cotas importantes y puede pelear sin desdoro con otras cinematografías más acreditadas en este género.

Los personajes resultan simpáticos y lucen agradecidos en la pantalla. La aventura, es el punto menos ingenioso. Que los animales vayan a la ciudad suena repetitivo, pero tanto las ovejas capitaneadas por Shaun como el perro pastor Bitzer hacen que nos olvidemos de esa cuestión, hasta el punto de que los animales superan con creces a los humanos.

En la granja, se cumple a rajatabla la monotonía. Canta el gallo, suena el reloj, Bitzer dirige el rebaño y el granjero va quemando las etapas anotadas en su agenda diaria, incluido el trasquilado de los borregos. Cuando Shaun ve un anuncio en un autobús animando a tomarse un día libre, no se lo piensa dos veces. Engañan al granjero, dejándole durmiendo en la caravana y entretienen al can. Lo que no podían imaginar es que el vehículo superase la calza y se dirigiera, cuesta abajo, hacia la gran ciudad.

Las consecuencias son inimaginables. El granjero, tras padecer amnesia a consecuencia de un golpe, se convierte en una celebridad en el mundo del estilismo, las ovejas son perseguidas por un incansable lacero y, tras disfrazarse, montan todo un escándalo en un restaurante. La aparición de un perro vagabundo ayudará a los personajes a restablecer el orden. Esto es, a secuestrar al granjero para devolverlo a su hábitat. Con tanto desasosiego todos piensan que como en casa no se está en ningún sitio, a pesar de las rutinas y de los contratiempos que se deriven de ellos.

Un humor sin palabras, blanco, aunque con pequeñas concesiones a lo escatológico que apenas se notan, se da cita en la pantalla. No hacen falta decorados abigarrados ni historias complejas para entretener a chicos y grandes. Los primeros están necesitados de producciones así, porque este film va dirigido a los más pequeños, que son mucho más difíciles de entretener. Por eso, esta producción salva ese escollo rozando el sobresaliente. De paso, los mayores no se aburrirán e, incluso, si nunca han visto las aventuras de Shaun y sus amigos en la pequeña pantalla, seguro que harán zapping para disfrutarlas. Lo que más despista, o por lo menos sorprende, es la alternancia de rótulos en inglés y en castellano.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: