Saltar al contenido

Superpoli en Las Vegas (Paul Blart: Mall Cop 2) (-)

24 abril 2015

Paul Blart, un guardia de seguridad de Condado de Orange es invitado a una convención en Las Vegas, donde acude en compañía de su hija. Durante su estancia, un mafioso pretende dar el cambiazo a las obras de arte que alberga el hotel en que se hospedan, incluido un valioso cuadro de Vincent van Gogh.

Para que te lo pases bien con las películas protagonizadas por Kevin James hay que ser muy fan de Kevin James o acudir al cine con un sano espíritu infantil. Eso significa reírte a mandíbula batiente con los golpes tontos y las cabriolas sin sentido que un cuerpo de más de cien kilos puede efectuar con mayor o menor sentido. Casi siempre sin él. Por si fuera poco, este guion ha sido coescrito por la propia estrella y encomendado al cineasta Allan Fickman, que tampoco ha destacado hasta ahora por firmar una comedia salvable, si bien su oficio le impide hacer barbaridades con la puesta en escena.

Kevin James recupera el personaje de Paul Blart, que ya interpretase seis años antes en Superpoli en centro comercial. De poli, nada y de súper poco. En realidad se trata de un guardia de seguridad de sin derecho a portar armas que puedan malherir a alguien. Una secuela inocua, que aporta menos y que sólo se justifica por su envoltorio de film familiar, sin alardes de ningún tipo, para que podamos pasar un rato de ocio comienzo palomitas. El argumento busca únicamente el lucimiento de la estrella y las concesiones al romanticismo son tan inconcebibles como el personaje principal.

Después de que su esposa le hubiera pedido el divorcio seis días después de la boda y de que su madre hubiera fallecido tras ser atropellada por un camión de reparto de leche. A Paul sólo le queda su hija Maya –Raini Rodríguez-. Desconoce que, el día que es invitado a una convención de guardias de seguridad en Las Vegas, ella recibe la confirmación de que ha sido admitida en la Universidad de California. Enfilan a la ciudad de Nevada y perdemos la oportunidad de entretenernos a costa de la ciudad que gasta más luz eléctrica en el Mundo al cabo del día. También de más atractivas demostraciones de utensilios para el buen segurata que se exponen en una de las inmensas salas. Claro que, viendo a los colegas de Paul, todavía nos explicamos cómo se puede mantener el orden en cualquier mall de Estados Unidos.

El caso es que, tras instalarse en el Hotel Wynn, Paul y su hija tienen que hacer frente a una banda internacional encabezada por Vincent –Neal McDonough-, que pretende apoderarse de los tesoros artísticos que alberga el establecimiento. No contaban con Paul y sus compañeros de profesión. Desde luego, no eligieron el lugar apropiado, ni mucho menos el momento. Aunque, bien visto, la acción podría haber transcurrido en cualquier lugar sino fuera por los breves planos exteriores de hoteles como el Flamingo, París o Caesar’s Palace.

Una disculpa pueril, desarrollada con escaso cerebro para que se luzca Kevin James. Sus muecas y sus triples saltos mortales de estómago se encadenan en la pantalla para que intentemos deleitarnos con una sucesión de estupideces. La película tiene ritmo, pero le falta consistencia, tanto para mostrarnos la ciudad más segura del orbe como para desarrollar los personajes o cualquiera de sus escenas. Se busca el gag de la forma más burda como si los espectadores no pasáramos del dedo de frente. Intentan convencernos de algo que no nos podemos tragar salvo que recurramos al tópico de esto es sólo cine.

Cualquier detalle está esquematizado, como la atracción que pueda sentir por Blart la atractiva gerente Divina Martínez –Daniella Alonso-. Máxime, cuando es la novia de Eduardo, un tipo apuesto y centrado –Eduardo Verástegui-, salvo cuando le toca llorar. Lo mismo podría decirse del flirteo de Maya con Lane –David Henrie- un valet del hotel.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: