Skip to content

El Madrid insiste en perseguir la Liga y también gana en Vigo (2-4)

26 abril 2015

Primera parte electrizante, con cinco goles y un lanzamiento al palo de Ronaldo. Primero marcó Nolito, pero Kroos y Chicharito voltearon el resultado. Igualó Santi Mina y James dio ventaja a su equipo antes del descanso. El fútbol de ida y vuelta continuó y el mexicano amplió la cuenta antes del bajón físico de ambos conjuntos.

A tenor de la alineación presentada en Balaídos por Carlo Ancelotti, Raphaël Varane ya aparece en sus preferencias por delante del portugués Pepe. El francés formó en la titularidad junto a Sergio Ramos frente a un cuarteto de atacantes de garantías presentada por Eduardo Berizzo: Larrivey, Santi Mina, Orellana y Nolito. Una apuesta muy arriesgada que podría dejar su centro del campo en inferioridad contra Kroos, Illarramendi, James Rodríguez e Isco, en su partido número cien con la camiseta del Real Madrid.

Estaba claro que los dos equipos eran más felices con el balón en su poder. El choque era un acordeón en el que el defensor se pertrechaba en su área y salía con velocidad hacia el portal contrario. En los primeros compases, los vigueses pusieron más velocidad e ímpetu, lo que propició las primeras apariciones en los dominios de Iker Casillas. Más verticales los de casa, y aplicados en la elaboración los visitantes. La primera fue para los celestes. Avanzó Nolito en el contragolpe, se fue de Illarra y Carvajal, mientras que Ramos deambulaba sin bota. Finalmente, el disparo del de San Lúcar de Barrameda engañó a Casillas, que hizo la estatua después de que el esférico pasase por entre las piernas de Varane.

La velocidad del Celta desarbolaba al Madrid que, no obstante, igualó en su primer tiro a puerta. Al cuarto de hora, conexión entre Cristiano Ronaldo y James Rodríguez que terminó en un despeje de la zaga para que Toni Kroos, viniendo de atrás, lanzara un disparo imparable a media altura. Cristiano pudo voltear el marcador, pero dio demasiada comba a su tiro escorado. No obstante, el segundo de los visitantes no tardó en llegar. De nuevo por la derecha, porque Nolito hacía daño en ataque pero no defendía lo suficiente. La pared entre James y Chicharito Hernández la rubricó el mexicano con un toque sesgado.

El triunfo parcial de los madrileños debilitó la confianza del Celta hasta que Orellana sirvió un pase espectacular a Santi Mina, que ganó en la carrera a Marcelo. Su disparo ante Casillas tropezó en el palo, pero el canterano recogió el rechazo y marcó a puerta vacía. El choque volvió a ser de ida y vuelta. Los de Balaídos atacan en tromba, aunque su escasez de elementos en el centro del campo y su defensa adelantada, propiciaba los contragolpes visitantes. En uno, Ronaldo se encontró con la madera tras asistencia de Chicharito; en otro, James Rodríguez batió a Sergio Álvarez después de que el balón rebotase en Fontás. Cinco goles y una primera parte extraordinaria para el espectador.

La segunda parte no cambió un ápice lo vivido con anterioridad. El esférico iba de un área a otra, casi sin continuidad. Las dos defensas se veían constantemente desarboladas y si no llegaban más goles era porque se fallaba en la definición o porque el colegiado Pérez Montero no quiso enterarse de un claro penalti cometido por Kroos sobre Fabián Orellana. Los olívicos ganaban a los puntos, aunque continuaban por debajo en el marcador y replegando cada vez con menos efectivos. Aun así, el choque era una película de terror en las áreas y un divertimento extraordinario para el público por el buen ataque celeste y las contras vertiginosas de los visitantes.

Fueron precisamente estos quienes ampliaron la cuenta, justo cuando las fuerzas comenzaban a fallar. Un avance de Sergio Ramos culminó en un pase en perpendicular a Chicharito Hernández, que se adelantó el esférico y remató a gol ante la salida de Sergio. El mexicano firmaba, de esta forma, su semana más grande como futbolista de club antes de que, extenuado, fuese sustituido por Pepe.

Los vigueses, mermados físicamente y desanimados por el cuarto gol del Real, no atacaban con la misma fluidez y el incansable Nolito, después de los cambios, no encontraba socios. Ancelotti terminó formando con siete defensas y aguantó el resultado para seguir con opciones en la Liga.

Anuncios

From → Deportes

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: