Saltar al contenido

Astérix: la residencia de los dioses (Astérix: Le domaine des dieux) (***)

29 abril 2015

Viendo que los habitantes galos de una pequeña aldea de la Armórica continúan irreductibles, Julio César decide un plan maquiavélico. Nada menos, que construir una llamativa urbanización muy cerca del poblado para tentar a sus enemigos y conseguir que adopten el modo de vida de Roma.

Tras ocho años sin presenciar una sola aventura de Astérix y Obélix en formato de animación, y tras los fracasos con personajes de carne y hueso, llega una nueva entrega de los personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo. Se trata de la adaptación del décimo séptimo libro escrito por los mencionados autores que, para su adaptación a la pantalla, ha sido encomendada a Louis Clichy, ex de Pixar Studios, mientras que Alexandre Astier ha sido el encargado del guion que traslada al celuloide las primeras aventuras de estos protagonistas que no llevaban el nombre de Astérix en el título. Fue publicada por fascículos en la revista Pilote durante 1971.

Después delas caricaturas protagonizadas por Gérard Depardieu en las que se daba preferencia al personaje de Obélix, esta adaptación es mucho más fiel a las fuentes literarias. Si bien hay personajes que, como el senador Prospectus, son incorporaciones de última hora, la mayoría fa figuraban en el cómic, aunque el final ha sido modificado para una mejor adaptación cinematográfica. Por primera vez, los irreductibles galos aparecen en formato 3D. El equipo de Gru, mi villano favorito fue el encargado de esta propuesta y se nota que el presupuesto ha sido menor en esta ocasión, ya que todo resulta bastante más elemental.

El argumento tiene a Julio César como el principal antagonista después de idear la creación de una zona residencial junto a la aldea en la Panoramix fabrica la poción mágica. Para ello, encarga a Anaguloagudus la creación de una especie de Marina D’Or para mostrar a los galos el atractivo del modo de vida de los romanos.  Para reclutar a los primeros pobladores, César no duda en organizar sorteos en el circo, al tiempo que uno de los galos pasa a convertirse en uno de sus vecinos. El destrozo que causan los invasores en el bosque, lo que desespera al perro idefix, se contrarrestan con unas bellotas mágicas proporcionadas por el druida que, al lanzarse sobre cualquier terreno, se convierten en fornidos robles.

El original no pasa por alto la situación francesa tras las revueltas de Mayo del 68 y su autor critica las ciudades modernas de edificios de gran altura, la tecnocracia urbanista y la publicidad. Astérix no duda en proporcionar a los esclavos la poción mágica, aunque los resultados no son los predecibles, ya que aprovechan para declararse en huelga y exigir mejoras de todo tipo. De esta forma, asistimos a dos estilos de vida completamente diferenciados.

Gracias a la animación, la transposición a la pantalla grande de los entrañables personajes se efectúa de forma menos bizarra que las conseguidas mediante el aporte de actores profesionales. Les permiten mayor libertad de movimientos, ser más fieles al original, y unas licencias imposibles de conseguir al ciento por ciento fuera de la animación. Todo ello redunda en un mayor atractivo, tanto para los fieles como para quienes se acerquen por primera vez a estas historietas. Los gags funcionan, tanto los que ya figuraban en el cómic como los añadidos para esta versión.

La música de Hubert Cornet es atractiva, pero no tanto el machismo que se respira en todo el film. Apenas hay personajes femeninos y, aunque la mayoría de los personajes conocidos de la aldea se dejan ver en el celuloide, tampoco es menos cierto que la paridad está muy lejos de conseguirse.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: