Skip to content

El Madrid derrota al Almería a medio gas (3-0)

29 abril 2015

Los de casa fueron de más a menos, pero James Rodríguez espantó el tedio al borde del descanso con una gran volea desde fuera del área. Mauro dos Santos, en propia puerta, dio más ventaja a los blancos nada más regresar de vestuarios. En la recta final, Arbeloa marcó su primer tanto en el campeonato.

 Mucha diferencia, demasiada, entre el Almería y el Real Madrid. Si los locales no habían goleado en los diez primeros minutos de juego fue por su falta de puntería, ya que robaban el esférico con facilidad y encontraban huecos en la defensa visitante. Rotaciones en el equipo de Ancelotti, con Keylor Navas, Coentrao, Illarramendi y Jesé. Fuera de la convocatoria, los sancionados Ramos y Carvajal, mientras Isco se quedaba en el banquillo. Tampoco les hacía falta desmelenarse, porque Cristiano Ronaldo y sus compañeros gozaban de oportunidades que desperdiciaban de manera continuada.

Los minutos pasaban y los de casa no abrían el marcador, lo que daba esperanzas a los almerienses quienes, no obstante, tampoco creían demasiado en sus acciones de ataque. Mientras, Kroos daba un recital en el centro del campo, y se bastaba él solo para impulsar a los suyos. Pero Ronaldo, que deambulaba por el centro de la delantera, no encontraba el punto ni en jugada ni en tiros libres. Para su desgracia, el colegiado Iglesias Villanueva se tragaba una pena máxima sobre Asier Illarramendi.

Paulatinamente, el Real Madrid se dejó ir y su fútbol se hizo espeso y estático. Razón por la que no se movía el marcador ni se produjeron más ocasiones más allá de los compases iniciales. El público se aburría por el juego plúmbeo y ramplón. Los silbidos comenzaron 120 segundos antes del descanso, pero se tornaron con ovación ante el disparo sensacional de James Rodríguez que, desde fuera del área y con el esférico botando, soltó una volea inapelable que llegó a la red como un meteoro. Una de las mejores dianas de la temporada.

El segundo llegó al regreso de vestuarios tras una internada por la derecha y el posterior centro de Kroos para que rematase Ronaldo, en posición de nueve. Sin embargo, su autor fue Mauro dos Santos en propia meta. El propio portugués moviendo su dedo índice negaba la autoría y Ancelotti decidió mover a su equipo con la inclusión de Isco y Lucas Silva. James Rodríguez e Illarra, al que señaló definitivamente su técnico, fueron los sustituidos.

El malagueño intentó echarse el equipo a la espada, pero sus compañeros no le apoyaban. De todas formas, llegó el tercero, que cayó de maduro. Centro de Chicharito desde la izquierda para que la empuje Álvaro Arbeloa ante el enfado de Cristiano, que ya se relamía para anotar su primer gol en tres partidos. Una sequía preocupante para el acual Balón de Oro. Los de Chamartín pasan el trámite sin damnificados –sólo una tarjeta para el residual Fabio Coentrao- y apurará sus opciones en la Liga el sábado en el Sánchez Pizjuán.

Anuncios

From → Deportes

One Comment
  1. pdef permalink

    Reblogueó esto en Gol&Goal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: