Skip to content

Nuestro último verano en Escocia (What We Did Our Holiday) (***)

29 mayo 2015

Un matrimonio en vías de separación acude junto a sus tres hijos a Escocia para festejar el cumpleaños del padre de él, aquejado de cáncer terminal. Después de inculcar a sus hijos diversos valores, entre ellos la sinceridad, se conjuran para no revelar al homenajeado la ruptura de la pareja.

Producida por la BBC, este largometraje presentado a concurso en la pasada edición del Festival de Valladolid, cuenta con el equipo técnico de una sitcom de gran éxito en las Islas Británicas, Outnumbered. Al frente, sus dos correalizadores, y también guionistas, Andy Hamilton y Guy Jenkin. Como sucedía en la pequeña pantalla, las vacaciones familiares son la disculpa para incidir en varios temas, como la desaparición de un ser querido, la armonía familiar, los engaños y el respeto de la pareja.

El viaje protagonizado por Doug McLeod –David Tennant-, su esposa Abi –Rosamund Pike- y sus tres hijos es más accidentado de lo que se esperaba. Deben llegar a Escocia para el último cumpleaños de Gordie –Billy Connolly-, padre de Dough, cuyo cáncer terminal está a punto de terminar con su vida. Por ese motivo, no quieren que ninguno de los asistentes sepa nada de su más que probable divorcio, tras una aventura del marido, ya que, al término de la visita, cada miembro de la pareja se dirigirá a lugares distintos. El problema es que de sus tres hijos, especialmente el más pequeño, está acostumbrado a no mentir y puede resultar un gran problema.

Cuando llegan a su destino se esfuerzan por parecer una familia normal. Allí se encuentran con Gordie, quien también les oculta al resto su verdadero estado, afectado por unos dolores casi insoportables, y no tarda en entretenerse con sus nietos, especialmente, con Lottie –Emilia Jones-. Insiste en que dejen de lado sus problemas y que disfruten de la vida, no sin insistir que se considera descendiente de vikingos y que, cuando llegue la hora de su muerte, le gustaría que embarcaran su cuerpo en una barca y le prendiesen fuego antes de abandonarla en el mar a la deriva.

Mientras los problemas de pareja se suceden, Doug se encuentra con su hermano Gavin –Ben Miller- y su esposa Margaret –Amelia Bullmore-. Gavin presume de poseer mucho dinero, es miembro de un exclusivo club, y es el anfitrión de una ampulosa fiesta a la que están invitados vecinos y conocidos. Las diferencias entre los dos hermanos saltan a la vista, cada uno con sus engaños y sus diferentes estilos de vida. Más urbano el del recién llegado y mucho menos arraigado a la tradición.

Cuando el evento está a punto de comenzar y los invitados acuden a la mansión, se produce un hecho trágico que tira por la borda cualquier plan. Sin embargo, se trata con la suficiente ternura y humor, en muchos casos con bastante originalidad, lo que ayuda a un visionado optimista y relajante. La ironía está presente a lo largo y ancho del film para desembocar en un final más alocado de lo aconsejable, aunque también esperado. No es óbice para que esta producción se convierta en una de las más taquilleras de las próximas semanas a poco que funcione el boca a boca.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: