Saltar al contenido

Horns (**)

10 junio 2015

El novio de Merrin, fallecida en extrañas circunstancias, desea esclarecer los detalles del óbito después de haber sido acusado de su posible asesinato. En el primer aniversario del suceso se emborracha y, al día siguiente, en medio de una tremenda resaca, nota que le han salido dos cuernos en su frente que le concede un macabro poder.

El cineasta francés Alexandre Aja regresa al género fantástico mediante la adaptación de una novela de Joe Hill. El responsable de Las colinas tienen ojos intenta recuperar parte del prestigio perdido con Piraña 3D y firma una película que navega en varios géneros, sin llegar a centrarse en ninguno. Si al comienzo emerge como un thriller, continúa volcándose en lo ilusorio para culminar abrazándose al terror.

Merrin Williams -Juno Temple- ha muerto asesinada y el máximo sospechoso es Ignatius Ig Perrish –Daniel Radcliffe-. En el primer aniversario del suceso, Ig se pasa con el consumo de alcohol y, tras una noche movida, le quedan como recuerdo una resaca y los dos cuernos que emergen de su frente. Ser bueno y rezar no le llevó a ningún sitio. Ahora, con el poder macabro de sus apéndices, que obliga a decir la verdad a todo aquel que interroga, está decidido a llegar hasta el final para saber lo que sucedió realmente con Merry.

Ig creció en compañía de su hermano mayor, Terry –Joe Anderson-, un talentoso músico abrazado a la bebida, y de Lee Tourneau –Max Minghella-, ahora convertido en abogado. El primero fue el último que vio a Merrin con vida, y segundo defiende a su mejor amigo y también es el único que confía en su inocencia. Mientras, el padre de la muchacha, Dale Williams –David Morse- está decidido a matar a Ig por considerarle culpable de la muerte de su hija, y Gleena –Keli Garner- es una camarera que bebe los vientos por el sospechoso.

Hay otros personajes colaterales pero que tienen menos trascendencia en el film, aunque no en el desarrollo de la historia que convierte a Ig en un personaje que pasa de atormentado a disfrutar, en cierto modo, del hipnótico poder que ve incrementarse paulatinamente hasta convertirlo en un ser al que respetan los oficios y se desplazan a su voluntad. Lo que se presentaba como un thriller con ciertas garantías, se introduce en el mundo fantástico para desembocar en el más puro espíritu terrorífico, en un alocado final. Quizá, pueda contentar a los amantes de esta última propuesta, pero llega a generar repulsa e incomodidad a todos aquellos que apostaban por una puesta en escena más convencional.

Con todos esos argumentos y cierta dosis de humor, en ocasiones bastante gratuito, la película termina por escapársele de las manos a su responsable, si bien cuenta con el oficio como actor de Daniel Radcliffe. Hace ya tiempo que el alter ego cinematográfico de Harry Potter demuestra que se mueve mejor cuando las historias tienden al terror –La dama de negro– que hacia la comedia –Amigos de más-. En este caso, sin cuajar una actuación al uso, se muestra consistente, e incluso se eleva para confirmarse uno de los puntos más álgidos del film, hasta que todo en la pantalla se vuelve caótico en aras de un final de difícil justificación que aleja a la producción de la coherencia.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: