Skip to content

El pequeño Quinquin (P’tit Quinquin) (****)

17 junio 2015

La policía indaga una serie de extraños crímenes que tienen lugar en un pequeño pueblo costero de la región francesa de Boulonnais. Bajo la atenta mirada de la pandilla encabezada por el pequeño Quinquin y su novia, las autoridades comienzan por investigar la aparición del cadáver de una vaca que contenía en su interior restos humanos.

Concebida inicialmente como una mini serie televisiva de cuatro capítulos con una duración de cincuenta minutos cada uno, el último trabajo del siempre controvertido, original y personalísimo Bruno Dumont, quien sorprendiera en 1997 con su debut –La vida de Jesús- llega a nuestras pantallas en forma de largometraje, sin que por ello se acorte su duración, después de haber desfilado por varios festivales, entre ellos, el de Cannes.

En cierto modo, esta producción resume las capacidades artísticas de su autor que, para muchos, resulta inaccesible. Sin embargo, sus seguidores pueden regocijarse con este trabajo catalogado por la revista francesa Cahiers du cinema como la mejor producción televisiva del pasado año. Muestra algunas connotaciones difíciles de entender en mercados ajenos al francés, puesto que presenta a los habitantes de la región de Boulonnais con arquetipos bien diferenciados. Se trata de personajes que ven pasar la vida prácticamente ajenos a cualquier situación que les rodee. Al estilo de Bienvenidos al norte, todos ellos muestran un dejar hacer claramente diferenciado.

La acción se desencadena durante un verano, con el pequeño Quinquin –Alane Delhaye- como eje de la misma junto a su novia Eve Terrier –Lucy Caron-. Encabezan una especie de banda infantil compuesta por gamberros maleducados, especialmente su abanderado, a caballo entre la inadaptación y la delincuencia, pero no exento de inocencia. Cuando ven a un helicóptero sobrevolar el pequeño pueblo en el que viven no dudan en interesarse por los motivos. Así aparecen en escena el capitán Van der Weyden –Bernad Pruvost- y su inseparable teniente Rudy Carpentier –Philippe Jore-. El primer hecho que investigan es la aparición de una vaca muerta dentro de un búnker que alberga en su vientre los restos de una mujer descuartizada. Será el primero de una serie de acontecimientos que nos llevan a dos investigaciones paralelas.

Bruno Dumont se decidió por actores locales, no profesionales, para construir una obra que muestra el caótico mundo de los adultos, absolutamente corrompido, y al que únicamente se le puede salvar si se mantiene la inocencia infantil. La buena actuación coral remarca las situaciones extrañas, que se abrazan con lo absurdo, y los personajes esperpénticos, encabezados por Van der Weyden y su constante tic que afecta especialmente a sus cejas.

El especial humor de su responsable, se eleva en este film hasta colocar la barrera mucho más elevada que en sus trabajos anteriores. Habrá muchos, probablemente, que no encuentren en las situaciones o en los diálogos motivos para la sonrisa. Incluso, se desencantarán con un guion muy particular que delimita una obra que pudiera emparentarse con la primera temporada de Twin Peaks. ¿O se trata de una caricatura de la misma? Tal vez arremeta contra esas series que se mueven, casi siempre con demasiada complacencia, en el terreno del thriller.

Por eso, nos encontramos ante una obra muy personal, con imágenes tan poderosas como descarnadas. Un trabajo que cabalga sobre la farsa, que pretende mostrar la autenticidad de una zona a través de la parodia, y en el que todos sus personajes, por excéntricos que sean, muestran una sobresaliente humanidad. Lástima que los dobles sentidos se pierdan casi en su totalidad al salir del país vecino, pero ello no desdice una puesta en escena, a veces de lentitud exasperante, que confirma a un cineasta original, que sabe entender y describir al género humano con todas sus debilidades y sus virtudes más recónditas.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: