Skip to content

Blind (***)

21 julio 2015

Una escritora, tras quedarse ciega, decide volver a su hogar en busca de una ansiada tranquilidad. Los recuerdos, en un principio nítidos, con el paso del tiempo se vuelven más borrosos y la mujer comienza a indagar en su interior en busca de motivos, razones y respuestas, aunque no se plantee verdaderos interrogantes.

No es fácil encontrar una ópera prima en la que su autor se decida por una apuesta difícil y salga airosa de ella. Esto ocurre con Eskil Vogt, acreditado guionista noruego que con su primer largometraje acumuló premios en los festivales donde fue proyectado, incluidos Sundance, Berlín y Estambul, ciudad en la que consiguió la distinción más elevada. Todo, gracias a un film arriesgado, que nos presenta los miedos y las vacilaciones de una mujer que ha perdido el don de la vista.

Tras quedarse ciega, Ingrid –Ellen Dorrit Petersen- se refugia en su piso, donde las claras imágenes se nublan por momentos. No es lo mismo nacer invidente que perder la vista siendo adulto. En primer lugar, tu cerebro almacena unas sensaciones conocidas y disfrutadas; por otra parte, aunque creas conocer perfectamente el universo más próximo, siempre hay detalles que se te escapan. Seguramente, como le pasa a la protagonista, cuando perdemos uno de nuestros sentidos, nos volvemos más desconfiados, al tiempo que salen a la superficie los temores más ancestrales y las fantasías más reprimidas.

El elemento más perturbador se revela por los recelos que Ingrid tiene de su marido, Morten –Henrok Rafaelsen-. En su indefensión, sospecha de él, de que pueda quedarse en el piso para espiarla a escondidas. También de que cuando escribe y envía correos electrónicos, pueda estar, en realidad, chateando con su amante. Antes o después, la curiosa mente de escritora permite que Ingrid indague en su cerebro. Así aparecen los personajes de Einar –Marius Kolbenstvedt- y Elin.  El primero, fue compañero y amigo de su esposo en la Universidad. Ahora, ya no se interesa por la música y el cine y se sumerge en el porno online y espía constantemente a Elin –Vera Votali-, la sueca recién divorciada que se instaló frente a su casa con su hijo de diez años.

El erotismo lo utiliza Eskil Vogt como auténtico catalizador de la pareja. Por mucho que nos adentremos en la pornografía visual, todo se vuelve mucho más próximo y emocionante gracias al sentido del tacto. Ingrid imagina historias entre los personajes que transitan por su mente, pero necesita sentirse acariciada, que la admiren. En definitiva, no perder su sensualidad.

Con una puesta en escena arriesgada por momentos, la cinta se eleva gracias a la propuesta de su director a la hora de imaginar el comportamiento de su protagonista. No hay oscuridad en la pantalla, como se podría sospechar cuando se narra la historia de una invidente. Hay ruidos, gracias a un sonido espléndido, y se recrea en los planos cortos y los gestos faciales. El rostro de Ingrid debe mostrar en cada momento lo que le sugiere cada sonido. Incluso, debe acostumbrarse a ellos, y distinguirlos. Por eso, esta producción engancha, y hasta aparenta ser mucho más de lo que es gracias a su incontestable revestimiento. Se ensalza más que se siente.

Con una partitura de Henk Hofstede que pasa casi desapercibida, se alternan momentos dramáticos con otros lúdicos, aunque las licencia cómicas tiendan sobre todo al humor negro. La melancolía juega un papel importante, puesto que los personajes se presentan solitarios en pisos semivacíos. Así crecen los miedos, especialmente los del personaje central, que teme salir a la calle, a ser madre, que ya no guste a su pareja, que no pueda volver a escribir… Miedos, en definitiva, que moldearán su nueva personalidad sin desprenderse de los principales activos de la antigua, antes de quedarse ciega. Lo cierto es que ahora tiene que aprender a vivir de otra manera y hacerse fuerte en su propia inseguridad.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: