Skip to content

Del revés (Inside Out) (*****)

23 julio 2015

La familia de Riley se traslada desde el Medio Oeste hasta San Francisco con los problemas que ello conlleva para la pequeña. Sus emociones, que habitan en el cuartel general de su cabeza, la guían en su nuevo destino. Aunque desea adaptarse a la situación, todo apunta al caos a pesar de que Alegría intente mantener una actitud positiva.

No cabía ninguna duda de que Pixar era el estudio de animación más importante si teníamos en cuenta la relación calidad/cantidad. Con este nuevo título no ha hecho si no agrandar la brecha con respecto a los demás. Era cuestión de tiempo que La bella y la Bestia no fuese el único largometraje animado candidato al Oscar. Ahora, nos encontramos con una producción que tiene opciones reales de alzarse con la preciada estatuilla en ese apartado y también en el de mejor guion original.

Su responsable, Peter Docter, fue el creador de Toy Story, y autor y director de Monstruos S.A. Ahora nos sorprende por una cualidad para interpretar de manera admirable lo que sucede en la cabeza de una niña de once años. Afirma que la idea comenzó a rondarle en 2009 cuando advirtió los cambios de personalidad de su hija a consecuencia del crecimiento. Pocas veces nos encontramos con una historia que sepa diseccionar de manera tan profunda y concreta los sentimientos de un ser humano, especialmente en el caso tan complejo de una chiquilla que está a punto de dejar de ser niña para convertirse en mujer.

El padre de Riley Anderson tiene un nuevo trabajo en San Francisco y hasta allí se desplaza toda la familia. Para la pequeña supone abandonar Minnesota, el pequeño mundo en el que ha crecido y donde ha desarrollado amistades y cinco emociones muy particulares en su cabeza: Alegría, Tristeza, Temor, Desagrado y Furia, la última en incorporarse. Todas ellas cohabitan en el Cuartel General, en el que las acciones y los recuerdos pasan por una consola que hace las veces de mesas de control. Por la noche, las experiencias acumuladas se envían a la Memoria a Largo Plazo, pero llega un momento en que Alegría, que es la dominante, deja paso a Tristeza, quien llega a convertirse en líder de esas cinco islas que reflejan la personalidad de Riley.

La lucha de poder entre las distintas emociones conforma el comportamiento de la protagonista. Furia la conmina para que tome un autobús de regreso a Minnesota en su deseo de que pueda revivir momentos felices. En ese momento, Alegría, Tristeza y Bing Bong, el amigo imaginario de la niña, deberán jugar un importante papel en aras de definir el futuro más inmediato.

Tras definir de esa forma lo que sucede en el cerebro del personaje central, la historia se desarrolla de un modo contrario al convencional. Lo lógico es que las vivencias externas se filtren y vayan directamente al centro neurálgico del ser humano como si hubieran sido filtradas por un embudo. En este caso, se procesan en la cabeza para amplificarlas posteriormente como si se expandieran gracias a un gran altavoz.

Podría decirse que, con una estética semejante a los musicales de los años 50,  nos encontramos ante una estructura de videojuego de aventura gráfica de finales del siglo pasado, con dos personajes intentado sobrepasar pantallas con sus respectivas dificultades. Es un apunte para entender la puesta en escena del film, ya que sería banal si definiéramos de esa forma todo el conjunto. La forma en que se muestran en la pantalla de manera perfectamente comprensible los sentimientos más abstractos propone un viaje sin precedentes al fondo de nuestra mente.

Todas esas virtudes se potencias con una imaginación desbordante, un humor que contagia y una ternura difícil de describir. Los gags están a la altura del mejor guion cómico y el sentido visual resulta más deslumbrante, si cabe, que en anteriores producciones de Pixar. Así se completa una producción entretenida para los más pequeños y deslumbrantemente inteligente para los mayores. Los bueno efectos visuales contribuyen al espectáculo y el ritmo no decae en ningún momento. Además, la música de Michael Giacchino es bastante más actual que en otras ocasiones, destacando la ausencia de cantables.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: