Skip to content

Primavera en Normandía (Gemma Bovery) (**)

27 agosto 2015

27Un parisino seducido por la obra cumbre de Flaubert, y retirado a Normandía para ejercer de panadero, ve como se instalan en la casa vecina un matrimonio de recién casados cuya mujer se llama Gemma Bovery.  Atento a sus evoluciones, verá como la joven duda entre sus obligaciones y sus deseos cuando se presenta en la localidad un antiguo novio.

A finales del siglo pasado Posy Simmonds publicó en el diario The Guardian una novela gráfica que, en 1999, vio la luz en forma de libro. En esa obra se basa la nueva película de Anne Fontaine –Dos madres perfectas-, que cuenta con la participación de Gemma Arterton después de la fallida Hansel & Gretel: cazadores de brujas y de un Fabrice Luchini que pretendía dar continuidad a sus dos últimos éxitos: En la casa y Molière en bicicleta. Si en esta última ocasión el comediógrafo francés ejercía de catalizador, ahora es Gustave Flaubert quien ocupa ese papel.

Martin Joubert – Luchini-, un adinerado e inconformista parisino, amante de la obra de Flaubert, se marcha a Normandía para ejercer de panadero, el oficio de sus antepasados. A esa tierra donde el autor escribió Madame Bovary, y más concretamente a la casa de al lado, se muda un matrimonio recién casado. Él se llama Charlie Bovery –Jason Flemyng- y ella –Gemma Arterton-, curiosamente, posee el mismo nombre de pila que la heroína literaria. Desde el momento en que los conce, Martin se siente aprisionado por la figura de la mujer, hasta el punto que la mira y se refiere a ello con el mismo ardor e idéntica pasión que explica la naturaleza de sus productos artesanos.

Todo apunta a un intento de seducción por parte del panadero. Lejos de la realidad, puesto que la historia sigue a distancia, pero sin alejarse demasiado, las líneas marcadas por Flaubert, convirtiendo a la nueva Gemma en la mujer que ha de decidir ser fiel a su marido y cumplir con sus obligaciones, o dejarse llevar por la pasión y los sentimientos para entregarse a Patrick –Mel Raido-, el encantador crítico gastronómico que anteriormente fuera su amante.

El guion de Pascal Bonitzer coloca a Martin casi como un espectador más de lo que les sucede a sus vecinos. Conocedor del texto literario, la original fascinación por la recién llegada, una especie de doble de Madame Bovary, da paso a convertirse en un asistente pasivo a sus evoluciones. Consciente de lo que sucederá, ni advierte de las consecuencias ni toma partido, sin que por ello, el film pierda un ápice de sensualidad.

Sin duda, los conocedores de la obra de Flaubert encontrarán a menudo referencias al texto de autor nacido en Ruan, aunque jamás hallarán esa búsqueda incesante de la palabra exacta que caracterizó la obra de uno de los más excelsos novelistas continentales del siglo XIX. Por sí solas, esas llamadas a su texto no consiguen mantener un largometraje que se basa, fundamentalmente, en las actuaciones de sus protagonistas y en la intención de su directora por no descartar la pasión ni el erotismo. Flota en el ambiente más  que en las imágenes. Mérito innegable.

Se pierde, de esta forma, la propuesta del original. Su poso literario y también una moraleja que, con vestidos actuales, parece en cierto modo trasnochada. El guion muestra unos personajes mucho más planos de lo exigible y transforma el relato de una mujer atormentada en una serie de decisiones vistas a través del crisol de un hombre. A la postre, un extraño. Su ligereza provoca el distanciamiento de un personaje femenino con mucha mayor profundidad de lo que, a la postre, ha sido tratada.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: