Skip to content

The D Train (*)

23 septiembre 2015

Dan ha sido el patito feo del instituto y ahora que se cumple el vigésimo aniversario de su graduación, quiere cambiar la opinión que todos tienen de él. A base de mentiras, intentará convencer al chico guapo de la clase para que acuda a la fiesta, lo que garantizará una presencia masiva.

Lo extraño es que esta película hubiera sido seleccionada para formar parte de la sección oficial del Festival de Sundance 2015. Es cierto que se trata de una ópera prima que se encuadra dentro del cine independiente, escrita y dirigida por Jarrad Paul y Andrew Mogel, pero se nos antoja muy alejada de las producciones que se pueden ver habitualmente en ese prestigioso certamen.

Para comenzar, se trata de una película protagonizada por Joe Black, uno de esos actores a los que aceptas como es o le rehúyes. Con él no caben términos medios. Es harto conocido su repertorio de muecas, especialmente las que suelen acompañar al clásico gordito con alopecia que pone cara de compungido cuando las cosas no le salen bien. Y es que, en este caso, a Dan Landsman, su alter ego en la pantalla, nada le ha salido bien desde que estudió bachillerato. Era el patito feo de la clase y ni siquiera ahora dejan que les acompañe a beber cerveza sus colegas del comité organizador de la fiesta que debe reunir a todos sus condiscípulos y sus parejas veinte años después de la graduación. Ni siquiera sabemos cómo su esposa Stacey –Kathryn Hahn- llegó a enamorarse de él.

Un comercial televisivo a nivel estatal puede ser la ocasión para dar un giro completo a su vida. En él  se aprecia como protagonista a Oliver Lawless –James Marsden-, que era el guapo de la clase. Dan sospecha que le ha ido bien, puesto que protagoniza un anuncio que se ve en todo el país y celebra que haya sido el único de la clase que, tras marcharse de la localidad en la que viven, haya cumplido su sueño.

Dispuesto a convertir las ausencia seguras a la fiesta en quizá, urde una mentira a su confiado jefe Bill Shurmur –Jeffrey Tambor- y se dirige a Los Ángeles para convencer a Oliver. Le encuentra y, aunque el actor es reticente a la idea, tampoco desdeña salir a tomar una copa con quien fuera su compañero cuatro lustros atrás. La noche se vuelve loca y atrapa a los dos hasta que llegan a un grado máximo de descontrol e irresponsabilidad.

Cuando Dan regresa a su casa, muchas cosas han cambiado. Bien es cierto que vuelve con la presencia de Oliver asegurada, lo que provoca una positiva reacción en cadena del resto de ex alumnos y su aceptación paulatina por ellos. A cambio, ha ocurrido algo durante las horas de desmadre en la ciudad angelina que afectará al presente y determinará su futuro.

Naturalmente, en un film con Joe Black como cabecera de cartel, hay que hablar de comedia, pero si al actor se hubiera olvidado de sus muecas más habituales, la cinta sería muy difícil de encasillar. Tanto él como James Marsden son los auténticos puntales de un film en el que a las mujeres no se les ha reservado ningún rol interesante. Ni siquiera a la esposa del protagonista está diseñada con cierta lógica.  Roza el humor negro casi tanto como el drama y los personajes poseen un trasfondo al que se debería haber sacado muchísimo más partido.

El argumento e centra en dos perdedores, cada uno a su manera, pero que no llegan a compenetrarse o apoyarse mutuamente. Sin embargo, puede que se necesiten. Esa circunstancia no ha sido bien tratada por los guionistas y por ello el film llega a desbarrar tanto que tiene difícil solución por lo que está a punto de escapárseles de las manos.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: