Skip to content

Barça, Real y Atlético tienen lo que se han buscado

6 octubre 2015

El Fútbol Club Barcelona vive acomplejado estas primeras jornadas de Liga, el Real Madrid deambula cariacontecido y el Atlético de Madrid camina despistado. Los tres grandes trasatlánticos de nuestro fútbol –por presupuesto económico- no las tienen todas consigo aunque saben que, al final, están condenados a diputarse los tres puestos que dan barra libre a Liga de Campeones. Es curioso que ninguno de ellos saque pecho, pero los tres tienen lo que se merecen, a tenor de lo que se han buscado.

El conjunto azulgrana anda escaso de banquillo y en el mercado de invierno tendrá que hacer alrededor de cinco fichajes, incluidos los ya rubricados de Arda Turan y Aleix Vidal. El primer equipo tiene problemas por la cadena de lesionados, pero el club tiene mucha culpa de lo que está sucediendo. Con la incorporación de Neymar Jr. y Luis Suárez se desprendió, primero, de Alexis Sánchez y de Pedro Rodríguez, después. Se permitió la salida de Xavi Hernández y se fichó a Vermaelen lesionado.

No es buen razonamiento echarle la culpa al empedrado de las lesiones. Está demostrado que cada equipo tiene una lesión de larga duración cada temporada. Si no fuera así, al año siguiente serían dos. Recordemos que el conjunto de Luis Enrique Martínez no acusó baja alguna la pasada campaña por este motivo con la excepción del ya referido Vermaelen, que vino con ella bajo el brazo. Una plantilla corta trae consigo estos problemas, y se acusa más por la ausencia de su estrella, Lionel Messi, y porque sus rivales sí que mantienen un plantel mucho más amplio. En resumen, el Barça aligeró fichas pero perdió banquillo y ahora debe de rascarse el bolsillo para recuperarlo. La sanción de la FIFA era una amenaza que no quisieron o supieron contrarrestar. ¿Prepotencia? Tal vez.

De prepotencia también anda sobrado el Real Madrid. Desde la llegada de Florentino Pérez a la poltrona blanca, el club se ha convertido en presidencialista. Quiso ser mejor que Santiago Bernabéu y está a punto de ahogarse en su propio ego. Por ejemplo, desde que Diego Pablo Simeone es entrenador del Atlético de Madrid, el banquillo blanco ha conocido a tres entrenadores, cada uno con su librillo. Se ha pasado del pisacharcos de Jose Mourinho a la cordialidad de Carlo Ancelotti para desembocar en la rigidez de Rafael Benítez.

Se sigue fichando en la planta noble del club y haciéndolo sin ton ni son. Prima el resultado económico y nunca el deportivo. Razón por la que el equipo se llena de magníficos futbolistas que ocupan posiciones parecidas en el campo. Los equipos confeccionados con medias puntas sólo funcionan con una gran velocidad con y sin balón, presión al contrario y asumiendo cada uno su rol. Sólo asó se consiguió ver al Brasil del 70 y al Barcelona de los seis títulos en una temporada. Mientras los millones se sitúen por delante de los balones, el primer equipo pasará de cinco goles de Cristiano Ronaldo en un partido a cinco jornadas sin que luzca su estrella.

Caso diferente es el del Atlético de Madrid. Ha perdido efectividad defensiva con la marcha de Miranda pero ha ganado un banquillo amplio, con una delantera de ensueño. Lástima que el centro del campo no esté a la altura. Falta la fantasía de Arda Turan y se echa de menos la intensidad que aportaba Raúl García. Aun así, nos encontramos con una plantilla muy prometedora que tiene que adaptarse a su entrenador y viceversa. Si lo consiguen, serán temibles, aunque de momento su fútbol ofrezca demasiadas lagunas. Tantas, como la posición  de Koke Resurrección, cuyo puesto no es el del medio centro pero que deberá asumirlo para compensar la alineación.

Bastantes incógnitas en el Atlético de Madrid, pero fáciles de despejar. Más complicado lo tienen sus vecinos de la capital, donde existe una lucha de egos, abundancia de jugadores en algunas demarcaciones y escasez en otras. Aparte, las exigencias de un técnico cuadriculado que debilita la fantasía. El problema del Fútbol Club Barcelona es de inversión económica y de que Messi no se constipe. Si el rosarino carraspea, hasta el último de los seguidores blaugranas tiene fiebre. Los tres se encuentran con dificultades que pueden solucionar a corto o medio plazo, pero en cada caso tienen lo que se han buscado.

Anuncios

From → Deportes

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: