Skip to content

El coro (The Boychoir) (*)

6 octubre 2015

Un chico de once años destaca por su carácter rebelde y por su gran voz. Tras la muerte de su madre, es su padre quien consigue una audición en la prestigiosa American Boychoir School. Aunque no sabe música, sus dotes para el aprendizaje y sus cualidades vocales lo convierten en una de las figuras de la formación.

Nos encontramos con un nuevo melodrama centrado en la superación personal, mezclado con el típico sueño americano. Ben Ripley, guionista de Especies y Código fuente, escribió un guion poco rebuscado, en el que un niño rebelde de once años se redime gracias a sus dotes como cantante. El encargado de llevarlo a la pantalla fue François Girard, el canadiense responsable de El violín rojo. Historia y puesta en escena va cada una por su lado con muy pocos puntos de conexión.

Stet –Garrett Wareing- es un chico conflictivo que se enfrenta a sus profesores y tampoco tiene reparos en enzarzarse con sus condiscípulos. Aun así, la directora del centro –Kathy Bates- pasa por alto su última fechoría para que asista a una actuación del ficticio American Boychoir School, y una audición su director, el maestro Carvelle –Dustin Hoffman-, aunque finalmente el muchacho se aleja corriendo. Bastante tiene con su alcohólica madre y un padre –Josh Lucas- que no conoce y que vive en Nueva York con su actual familia, a la que siempre ha ocultado la existencia de un hijo secreto.

Cuando fallece su madre en un accidente automovilístico, Mrs. Steel –Debra Winger- se ocupa de que Stet no se venga abajo e informa de parte del centro escolar a su padre, quien consigue, a cambio de dinero, una audición en el Boychoir después de satisfacer los gastos de estancia. Aunque el joven no sabe música, su rápido aprendizaje y sus dotes de canto pronto le permitirán acceder a puesto más importantes dentro de la agrupación.

Realmente, este tipo de películas, y máxime con niño dentro, siempre suelen gustar a un público mayoritario, que se enternece con las vicisitudes del protagonista. Desafortunadamente, no hay muchos territorios vírgenes en los que se pueda escarbar. Gracias a Dando la nota nos introdujimos en el canto a capella y Foxcatcher llegó a que nos interesásemos por la lucha grecorromana. El primer caso es un ejemplo de comercialidad y el segundo de calidad. Ahora le llega el turno a los coros infantiles, más conocidos como escolanías, cuyo referente principal en la interpretación es la música sacra y El Mesías de Händel como principal reto.

Con bellos pasajes musicales, una puesta en escena que no chirría y una buena interpretación, especialmente en el caso de Dustin Hoffman, la cinta tenía muchos ingredientes para interesar, pero su guion es bastante superficial. El drama de su protagonista se evapora rápidamente, y su enfrentamiento con el otro gallito, un chico llamado Devon –Joe West- resulta casi insignificante. También la posibilidad de un reto con otras formaciones del mismo tipo. Hay referencias a la calidad de Los Niños Cantores de Viena pero, a pesar de que el Boychoir está casi todo el tiempo de gira -¿cuándo estudian los críos?-, incluso por tierras japonesas, en ningún momento se produce una comparativa.

Todo es bello, bonito y casi hasta barato en esta producción de enorme potencial desperdiciado. No siquiera el cuadro de profesores tiene motivos para lucirse. Apenas en el caso de Eddie Izard, la mano derecha de Carvelle, con quien no mantiene ningún conflicto; y algo más por lo que respecta a Kevin McHale. Interpreta a Wooly, un joven profesor que está más en contacto con los chavales.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: