Skip to content

Cine interplanetario en octubre

7 octubre 2015

Aunque el mes se ha abierto prácticamente con Regresión, la vuelta de Alejandro Amenábar después de un  lustro, el gran plato fuerte de la primera quincena de octubre es Marte, de Riddley Scott, con Matt Damon  convertido en una suerte de E.T. combinado con el protagonista de Gravity.

Su personaje, dado por muerto, pero atrapado en un planeta hostil, deberá hallar la forma para comunicar a la Tierra que se encuentra vivo. Una aventura de supervivencia que tiene su réplica con una nueva incursión estadounidense de Guillermo del Toro, La cumbre escarlata. Casas encantadas y hechos sobrenaturales, que suman una historia mucho más fantasmal que la citada Regresión, cuyo tecnicismo no tiene nada que envidiar a sus colegas.

Mucho cine español en estas jornadas otoñales. Amama, es la nueva apuesta del cine vasco. No es Loreak, flamante candidata al Oscar. La historia tiene más contenido exterior que interior. Truman puede ser la gran sorpresa. Se trata de una guion dramático al que el humor superficial lo dulcifica. Las actuaciones de Ricardo Darín y Javier Cámara, son para enmarcar. En un tono más ligero, Eduardo Noriega e Inma Cuesta encabezan el cartel de Los miércoles no existen, donde se mezclan líos amorosos con temas musicales.

Canciones suenan también en Mi gran noche, un film de encargo en el que Alex de la Iglesia filma una comedia negra en la línea de Muertos de risa aunque con Raphael como reclamo. Con San Sebastián todavía en el recuerdo, El rey de La Habana es la trasposición de la novela de Pedro Juan Gutiérrez a cargo de Agustí Villaronga por lo que Yordanka Ariosa, lo mejor del film, ganó en el premio de interpretación en el certamen donostiarra.

Octubre nos trae dos auténticos regalos para los más cinéfilos. El Club es la última apuesta del chileno Pablo Larraín. Premio Especial del Jurado en Berlín narra las vivencias de cinco sacerdotes aislados en una casa para purgar sus pecados. Una obra maestra, como Taxi Teherán, de Jafar Panahi, que obtuvo el Oso de Oro en el certamen germano. Condenado por las autoridades de su país a no ejercer su profesión, metió la cámara en el salpicadero de un taxi para repasar de forma guionizada la realidad iraní.

Anuncios

From → General

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: