Saltar al contenido

Slow West (***)

12 octubre 2015

Un joven de 17 años emprenderá un largo trayecto para reencontrarse con la mujer que ama. Al poco de ponerse en viaje, cuando es asaltado en un  camino, le salva un solitario personaje a quien le ofrece una cierta suma de dinero si le acompaña y le protege durante su itinerario. Muy pronto, el recién llegado descubrirá otros intereses.

Son escasos los western que llegan últimamente a nuestras pantallas. No significa que el género se haya olvidado en un cajón. Simplemente, que no hay mucho interés en darles un recorrido comercial. A cambio, nos encontramos con algunas producciones de este tipo que, como el caso que nos ocupa, resultan atípicas. Este film, escrito y rodado por un británico, se desarrolla en Estados Unidos y fue rodado en Nueva Zelanda. No presupone una revisión del género y, sin embargo, tópicos aparte, conforma una obra atractiva y hasta cierto punto inquietante salvo para aquellos que consideren que la puesta en escena es decisivamente lenta y que algunas acciones deberían haber recibido un empujón para acelerarlas.

El responsable de todo ello es el escocés John Maclean. El que fuera componen del grupo The Beta Band, y cuyo único contacto hasta ahora con el cine había sido un ramillete de bandas sonoras para producciones de bajo presupuesto, se destapa en esta ocasión como un guionista y director muy eficiente, habiendo dejado con acierto el soundtrack a Jed Kurzel. De su talento esperamos nuevas sorpresas en el futuro. Además, no le ha dado miedo trabajar con figuras consagradas, como Michael Fassbender o con estrellas jóvenes de claro signo ascendente. Aunque solo cuente con 19 años, el australiano Kodi Smit-McPhee- es uno de los más firmes puntales de su generación.

El joven encarna a Jay Cavendish, quien está decidido a viajar desde el Este para encontrarse con la mujer que ama. Probablemente se ha creído mucho más de lo que es, pero lo cierto es que sigue deseando a aquella chica con la que compartía juegos infantiles. En su camino no tarda en ser asaltado por una partida de bandidos, aunque consigue salvar el pellejo gracias a la aparición de Silas Selleck –Fassbender-, un hombre misterioso. Probablemente, uno de tantos solitarios cazadores de recompensas.

A cambio de una cierta cantidad, Jay le propone a Silas que le acompañe hasta el rancho en el que vive su amada. En la primera parada, el extraño jinete advierte que los padres de la muchacha son buscados por las autoridades y han puesto precio a su cabeza. Una buena ocasión para ganar dinero. Sin embargo, no es el único interesado en hacerse con el botín. Un grupo de forajidos también lo desea. La historia se complica, además, por el pasado trágico entre la familia del protagonista y a la que ahora se pone en jaque.

Con un guion bien construido y una más que aceptable puesta en escena, John Maclean sabe dotar a su film del tempo necesario para hacerlo más atractivo. Algunos considerarán que la historia se narra con demasiada pausa, pero se encuentra dentro de los parámetros lógicos para un relato de estas características. De nuevo, dos cabalgan juntos por el Lejano Oeste. Uno es lo suficientemente avezado y el otro un imberbe aprendiz. Los colores no vienen influidos esta vez por los ocres de Arizona o las llanuras de Montana. Los exteriores en nuestras antípodas dotan a la cinta de una mayor claridad.

Su responsable no ha rehuido en ningún momento la profundidad de campo para fortalecer una nueva quimera en tiempos difíciles. No se trata de perseguir el sueño de un buen terreno junto a un río, amontonar cabezas de ganado o formar parte de la fiebre del oro. Tampoco hay una necesidad intrínseca de seguir disparando o establecerse como un colono más. Una mujer es la clave de todo y, lo más importante, aunque haya motivos, la sed de venganza queda excluida por una vez y sin que sirva de precedente.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: