Skip to content

El nuevo nuevo Testamento (Le tout nouveau Testament) (***)

13 octubre 2015

No es como creíamos. Dios vive en Bruselas y en su despacho, con  paredes que tienden verticalmente hacia el infinito, manipula el destino de los hombres. Así hasta que su hija Ea se cansa de sus abusos y se toma la justicia por su mano. Se escapa al mundo real no sin antes mandar un mensaje a cada ser humano con la hora exacta de su muerte.

Nadie puede discutir al belga Jaco van Dormael su enorme creatividad, mostrada en filmes como El octavo día o Toto, el héroe. Suele recurrir al género fantástico para enfrentar la razón y la locura y, de paso analizar las diferencias entre el orden y la anarquía. Vuelve a incidir en ello en esta comedia surrealista en la que, de paso, nos deja algunas pinceladas de sus creencias, como la inexistencia del más allá o que Dios no es el ser bondadoso que imaginamos.

De inicio, nos presenta a EA –Pili Groyne-, una pequeña de diez años que es hija de Dios –Benoît Poelvoorde-, un ser muy distinto al que tenemos en mente. Pasa la mayor parte del tiempo en su despacho, manejando el ordenador, en medio de archivadores que se alinean en paredes de ascenso infinito. Allí procura toda suerte de maldades a los hombres, y si sale del habitáculo es para maltratar a su hija y a su esposa –Yolande Moreau-, una apocada mujer que no hace gala de sus poderes.

Por medio de Ea sabemos que Dios vive en Bruselas, que se aburría e inició la creación, aunque sus primeros pasos no fueron satisfactorios hasta que surgió el ser humano. Ahora, se entretiene en ordenar leyes que sólo acarrean contratiempos. La ley de Murphy y sus derivados entran en esas juguetonas órdenes, como el hecho de que la tostada siempre caiga por el lado de la mermelada y si no es así es porque se ha preparado mal, u otras más perversas, como que los contratiempos nunca vienen solos.

Ha tenido un hijo varón, JC –David Murgia-, pero hace tiempo que se marchó de casa y ahora su hija está decidida a hacer lo mismo no sin antes vengarse de su padre y enviar un SMS a todos los seres humanos anunciándoles la fecha de su muerte. Ese acto conlleva el fin de las guerras y una sensación de paz mundial antes de que la niña, a través de la lavadora, consiga vagar por el mundo en busca de seis apóstoles que completen el número 18, lo que hará reaccionar a su madre. Ea y sus seguidores deberán escribir el nuevo nuevo Testamento y en el grupo, escogido al azar, figuran un asesino –François Damiens-, una mujer madura de buena posición que se enamora de un gorila –Catherine Deneuve- y otros congéneres a cual más estrafalario.

El arranque es genial. Con una puesta en escena absolutamente delirante, Van Dormael se luce tanto en el guion como en el manejo de la cámara. Sin embargo, la cinta sufre un bajón evidente porque no puede mantener el ritmo frenético de situaciones tan surrealistas como divertidas. Resurge a medida que se acerca el final, con situaciones tan originales y creativas como las del inicio. Dios termina en un albergue, entre los uzbecos sin papeles, al tiempo que se introducen gags recurrentes, como el protagonizado por Kevin –Gaspard Pauwels-, el joven que, sabiendo que aún no ha llegado su hora, se arroja desde lo alto de un edificio o desde un avión en pleno vuelo y sin paracaídas.

Destaca la película, aparte de por su ingenio, por su atrevida puesta en escena. Ver un cielo lleno de flores resulta tan sorprendente como esa habitación llena de archivadores en las que se almacena el destino de la Humanidad. No menos curioso es la fijación por un deporte de tan escaso arraigo en Centroeuropa como el béisbol. En su casa, Dios está confinado junto a su mujer y su hija entre cuatro habitaciones sin aparente escapatoria, mientras que en la televisión sólo se pueden ver retransmisiones deportivas. Por eso su mujer colecciona cromos de béisbol, razón por la que el número 18, los componentes de cada equipo, tiene para ella un significado especial.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: