Saltar al contenido

Hotel Transilvania 2 (Hotel Transylvania 2 (***)

23 octubre 2015

Después de la boda entre la vampira Mavis y el humano Jonathan, el hotel regentado por Drácula abre sus puertas a los mortales. Más adelante, cuando los nuevos esposos tienen su primer hijo, su abuelo desea que le salgan los colmillos cuanto antes, lo que no se ha producido a punto de cumplir los cinco años. Para la fiesta llega su intolerante bisabuelo Vlad.

Tres años han transcurrido desde la primera entrega de esta saga, dirigida igualmente por el muy experto Genndy Tartakovsky. Sin duda, uno de los mayores éxitos de la división animada de Sony, a la que le cuesta encontrar una línea homogénea y reconocible en este género. En esta ocasión, la presencia como guionista y productor de Adam Sandler podría augurar cambios y un cierto humor repetitivo. Esta segunda premisa se cumple y la película se resiente cuando el protagonista de Pixels mete más la mano. No puede ocultar sus preferencias por historias en las que a sus protagonistas les cuesta crecer. Probablemente, Niños grandes, de la que también es guionista, sea su obra más representativa.

En este caso, Dennis representa ese personaje recurrente en el cine de Sandler. A punto de cumplir los cinco años, fecha tope, todavía no le han salido los colmillos y permanece en la indefinición de ser vampiro o simplemente humano. En realidad, el hijo de Mavis y Jonathan, con cuya boda se inicia el film, quiere ser Batman, lo que se acerca bastante a su personalidad. La historia critica la extrema protección infantil. Tanto Drácula –doblado por Santiago Segura-, por su lado, como los padres del crío –Clara Lago y Dani Martínez, respectivamente- cuidan de él con exceso de mismo. Estos parecen dispuestos a trasladarse a California, donde viven Mike y Linda, los padres de Jonathan, para que cohabite entre humanos. Su abuelo materno lo lleva a un campamento en el que descubrió como volar cuando era pequeño. Para ello, cuenta con la complicidad de sus mejores amigos, Frankenstein –Mario Vaquerizo-, su esposa Eunice –Alaska-, el hombre invisible Griffin y la gelatinosa Blobby. Sin duda, se trata de la secuencia más atractiva y original del film.

Con motivo de su aniversario, se organiza una gran fiesta en el hotel en el que también está invitado Vlad, el intolerante bisabuelo del pequeño, quien acude rodeado por sus decenas de esbirros de la noche. La decisión de incorporar al actor Arturo Fernández como doblador de este personaje resulta un hallazgo. Usando sus tópicos más conocidos, a excepción de la elegancia, compone un rol personal, carismático y entrañable. Una buena forma de salirse de un guion con altibajos que, en su desenlace se abraza al todo el mundo es bueno tan habitual en los largometrajes de su productor.

A excepción de la referida secuencia en el campamento juvenil, donde los aprendices de vampiros son demasiado tiernos en relación a la época en la Drácula fue uno de sus  habitantes, apenas hay nuevos detalles en esta segunda entrega. Los gags, exceptuando las apariciones de Blubby y la presencia de Frank, que representa al fantasma de la ópera, ofrecen escasas novedades con respecto al original, aunque destaca en el aspecto positivo el trabajo de su director y la bienintencionada banda sonora, que incluye el Born this Way de Lady Gaga y la bailable I’m in Love With a Monster a cargo de Fith Harmony.

Tartakovsky proporciona en magnífico ambiente visual y dota de buen ritmo a todas las escenas con excepción de aquellas que están lastradas por el guion. Cuando trabaja sin cortapisas ofrece los mejores momentos de una película que gustará a los pequeños y que, gracias a su humor fácil, también pueden entretener a los mayores. No acumula motivos para pasar a la historia del séptimo arte pero tampoco resulta detestable en absoluto.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: