Skip to content

La religiosa (La religieuse) (**)

10 noviembre 2015

En el siglo XVIII una muchacha de dieciocho años, por motivos familiares, es recluida durante unos meses en un convento de clausura. Poco después, ese plazo se incrementa hasta que, contra su voluntad, llega a abrazar los hábitos. A partir de ahí sufrirá toda serie de vejaciones por parte de sus superioras.

Con dos años de retraso llega a nuestro país este drama dirigido por Guillaume Nicloux y basado en la novela homónima de Didier Diderot. En 1966, Jacques Rivette había llevado a la pantalla grande una primera adaptación de este texto del enciclopedista galo con Anna Karina como protagonista principal. Inicialmente prohibida, la cinta fue distribuida comercialmente más tarde, aunque reservada al público adulto. El texto, que plasma las vivencias de las monjas de clausura en dos conventos resultaba excesivamente provocador para la época en que fue escrito, en la segunda mitad del siglo XVIII,y su polémica llegó incluso hasta la pasada centuria.

Narra la historia de Suzanne Simonin –Pauline Etienne-, una joven que, por problemas familiares, es internada en un convento durante unos meses. Como quiera que las dificultades en el seno de su hogar, lejos de mitigarse, fueron en aumento, sus allegados consiguieron convencerla, a pesar de su fuerte rechazo inicial para que abrazara definitivamente los hábitos e ingresara en el monasterio de Sainte Marie de Longchamp. Allí, recibe un trato cordial por parte dela madre superiora, Madame de Moni –Fraçois Lebrun-.

Tras su fallecimiento la nueva rectora, la hermana Christine –Louise Bourgoin- arremete contra ella, puesto que desea colgar los hábitos. Mientras espera un veredicto de Roma sufre todo tipo de castigos y vejaciones hasta que, gracias a la intervención de su abogado, es traslada al traslada al claustro de Saint Eutrope, en Arpajon. Su nueva abadesa –Isabelle Huppert- la acoge con un cariño exquisito hasta que muestra claramente sus intenciones lésbicas. Entonces, Suzanne tiene diecisiete años y medio, no sabe nada del mundo ni de la atracción física.

Si la novela parece llevada al límite, mostrando las más oscuras perversidades que pueden darse en el interior de un convento, la cinta sigue meticulosamente el mismo plan. No hay concesiones para la novicia que, pese a su voluntad, se convierte en monja. El mundo la espera, al igual que sus dos hermanas, casadas y con hijos, pero en una época difícil, su familia prefiere que abrace los hábitos antes de que pueda vivir en el fango. Desgraciadamente, no conocen lo que pasa tras los pétreos muros, porque lo que sucede allí dentro, allí se queda.

La película de Nicloux es inferior en calidad a la de Rivette. Dirigida de forma lineal, muestra algunos planos significativos, pero el ritmo lento lastra demasiado una producción bien cuidada y con unos intérpretes que tienen suficientes argumentos en sus personajes para lucirse, aunque no todos salen airosos de la prueba. La propia Isabelle Huppert tiene momentos muy alejados de sus mejores aportaciones artísticas cuando se acerca demasiado al cuerpo de la joven Suzanne.

La historia, aunque ubicada en el tiempo en que fue escrita, acusa el paso de los años en algunos pasajes, especialmente en su parte final. Adaptar una obra no siempre es recortarla para ofrecen en la pantalla los pasajes más significativos, también es adecuarla a la época en que nos ha tocado vivir. Algo que no ha hecho Nicloux salvo en los sentimientos personales de su protagonista que sí parecen bastante más modernos que los de su entorno.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: