Saltar al contenido

Una decisión peligrosa (Good People) (-)

16 noviembre 2015

Una pareja norteamericana, que reside en Londres desde hace poco tiempo, contrae una deuda importante. Un día, encuentran sin vida al inquilino del bajo y, escondido en un habitáculo, un suculento botín producto de un atraco. El dinero les trae problemas con la policía, con el resto de la banda y con aquellos a los que les fue sustraído.

Es habitual, y no sabemos por qué también es lógico, que a las películas buenas intentemos sacarle defectos y, por el contrario, busquemos la manera de salvar a los largometrajes más flojos. Claro que hay obras de arte que se advierten desde el inicio y también tristes producciones que no consiguen levantar el vuelo desde las primeras secuencias. En este último caso figura Una decisión peligrosa. Para trasladar a la pantalla grande la novela de Marcus Sakey, no era necesario contratar a tres guionistas ni viajar a Dinamarca para contratar al cineasta Henrik Ruben Genz. O la novela, que no hemos leído, es francamente mala, o los firmantes del guion pueden tener más futuro como diseñadores de moda.

El matrimonio formado por Tom y Anna Wright –James Franco y Kate Hudson-, ha establecido su residencia en Londres después de no haber conseguido en Estados Unidos la estabilidad económica que buscaban. Acuciados por las deudas contraídas por el deseo de recuperar una vieja casa propiedad de la abuela de él y por los intentos de conseguir ser madre por parte de ella, desembocaron en una situación angustiosa que pareció remediarse cuando, tras encontrar muerto a Ben –Francis Magee-, el hombre al que le tienen arrendado su sótano, encuentran una importante cantidad de dinero producto de un robo.

El fallecido participó en un atraco a un local de un capo francés de la heroína líquida afincado en Norteamérica llamado Khan –Omar Sy-. Una vez conseguido el botín, huyó con el dinero después de matar a Bobby Witkowski –Michael Fox-, hermano de Jack –Sam Spruell-, cerebro de la banda, que también participó en el asalto y que, además, es confidente de la policía, muchos de cuyos agentes están compinchados con él en una ramificación que llega hasta el comisario Mike Calloway –Michael Jibson-.

Cuando Anna y Tom Wright encuentran el dinero no tienen conciencia de que serán perseguidos a tres bandas. Por una parte, Sam Witkowski; por otra, Khan y su inseparable esbirro André –Maarten Dannenberg-; y, finalmente, el detective John Halden –Tom Wilkinson-, denostado por sus jefes pero que, a su vez, busca la forma de desentrañar el conglomerado corrupto del cuerpo policial.

Había mimbres para mucho más. La trama podría haberse construido de manera mucho más sólida y con ese tratamiento tan habitual del cine de acción británico al que nos hemos acostumbrado en los últimos tiempos y del que Guy Ritchie tiene mucha culpa. A cambio, todo está descafeinado, con unos personajes tan insulsos que ni los propios actores parecen implicarse en su trabajo. Es difícil encontrar a un James Franco tan desmotivado, y lo mismo podría decirse de su compañera de reparto, Kate Hudson.

La puesta en escena tampoco resulta eficiente, hasta el punto de que Ruben Genz parece un inadaptado dentro del género del thriller. Los momentos más álgidos sobre el papel no alcanzan el clímax necesario, y las acciones de su protagonista, que prepara una encerrona a sus perseguidores, se quedan muy lejos de la tensión requerida. Los argumentos recurrentes de la intriga resultan demasiado clásicos para limitarse a filmarlos sin más, lo que reduce la película a la emisión durante una tarde de invierno en cualquier canal televisivo, con ilógicos comportamientos como cuando personaje ni siquiera pestañea cuando ve de nuevo a otro que creía fallecido.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: