Skip to content

Ocho apellidos catalanes (*)

20 noviembre 2015

Cuando Koldo se entera de que su hija Amaia está a punto de casarse con un catalán, decide solicitar la intervención de Rafa. Ahora le toca viajar con él desde Andalucía hasta el Noreste de España para que se pongan al descubierto las idiosincrasias y estereotipos de tres comunidades con diferentes hábitos y costumbres.

Después del éxito obtenido por Ocho apellidos vascos no había que ser muy lince para suponer que llegaría una segunda entrega, por lo menos. Para ello, se recurrió al mismo elenco técnico, que el artístico ya tenía dueño. Emilio Martínez Lázaro se responsabilizó nuevamente de la dirección mientras que Diego San José y Borja Cobeaga repitieron como guionistas. Su primera idea pasaba porque los personajes vascos se desplazasen a Andalucía pero, dados los últimos acontecimientos políticos, sin duda que acertaron al elegir Cataluña como referencia.

Usualmente, en una secuela, se repiten los momentos álgidos del original, al tiempo que se mantiene una estructura semejante. De esta forma, se contenta al espectador más exigente y se continúa el éxito de forma fácil y segura. En este caso, se cumplen los patrones básicos, incluido el que asegura que nunca segundas partes fueron buenas. Seguramente, la taquilla funcionará y el film obtendrá unos extraordinarios beneficios, aunque no se acercará a los 56 millones obtenidos por la primera entrega. El efecto se ha diluido un tanto y el resultado final es bastante inferior.

Cuando Koldo –Karra Elejalde- se entera de que su hija Amaia –Clara Lago- se ha enamorado de un catalán, decide romper su compromiso. Muy a su pesar está dispuesto a entrar en esa comunidad por primera vez, y para ello necesita el apoyo de Rafa –Dani Rovira-, quien había roto con su novia vasca. Como excusa, solicita la devolución de un amuleto familiar, pero al andaluz no le hacen falta demasiados argumentos para ponerse manos a la obra en su intento de recuperar a la chica que ama.

En Cataluña se descubren sobre el tapete todos los tópicos de la comunidad, y también sus estereotipos vistos desde fuera así como el choque de tres culturas diferentes. Rafa, que en la primera entrega, se hizo pasar por un líder de la kale borroka, ahora toma el papel de un independentista convencido con tal de desplazar a Pau –Berto Romero-, el pintor hípster barbudo del que Clara se ha enamorado. Bastó con subirse al taxi de la protagonista y decirle que le llevara a Barcelona sin que apagara el taxímetro de su corazón. También deberá convencer a Rosel –Rosa María Sardá-, la madre cien por cien catalana.

Martínez Lázaro ha dirigido esta secuela con aparenta desidia, y los guionistas no han querido comprometerse en absoluto. Sus gags son más bien superficiales y ni siquiera optan a ofender a nadie. Si en la primera parte metían bastante más el bisturí y extraían carcajadas del esperpento y lo absurdo, ahora se quedan en la superficie y en ningún momento muestran el menor interés por herir susceptibilidades. Eso no significa que las carcajadas se repitan, pero la imaginación y la calidad pegan un bajón manifiesto.

Sin duda, lo mejor del film corre a cargo de Karra Elejalde, quien parece haberle cogido la medida a su personaje, sin olvidar la sólida aportación de Carmen Machi. Rosa María Sardá se convierte en una robaescenas y Berto Romero está divertido y más que aceptable, al igual que Belén Cuesta en su papel de organizadora de bodas. La frescura de Dani Rovira vuelve a primer plano y Clara Lago se nos antoja como la parte más débil del reparto. Además, los muy cinéfilos podrán advertir algunas ideas adaptadas, por no decir robadas, de otras producciones. La boda de mi mejor amigo es un referente en lo que respecta al triángulo formado por Amaia, Rafa y Pau. La forma en como este último engaña a su abuela para convencerla de que Cataluña es independiente recuerda a Good Bye Lenin cuando el protagonista hace creer a su madre, una mujer orgullosa de sus ideas comunistas, que el muro de Berlín  permanece intacto.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: