Skip to content

Maggie (*)

4 enero 2016

Tras una mortal epidemia que diezma la población mundial, una chica de 16 años resulta infectada, por lo que su esperanza de vida no va más allá de seis meses. Su padre intenta protegerla de cualquier peligro exterior, aun a sabiendas de que no podrá hacer nada para salvar a la muchacha.

La historia va de una invasión zombi, o poco más o menos. Unido a la presencia de Arnold Scwarzenegger, todo hacía suponer que el ex gobernador de California nos obsequiaría con una buena ración de mamporros y tiro al asqueroso y maloliente enemigo. A veces, sólo a veces, las apariencias engañan y nos enfrentamos a un film intimista, con ínfulas de novedoso y técnicamente trabajado. Bello, aun dentro de la devastación y el horror.

Para su primera película, Henry Hobson optó por una historia crepuscular que, en su sinopsis, podría recordarnos a Guerra Mundial Z, o títulos afines. Sin embargo, desde que nos cuenta la voz en off lo que sucede en el planeta, las imágenes no dejan lugar a dudas. Hobson quiere ser Terrence Malik. Y si no, resultaría muy difícil explicar esos planos a baja altura con la cámara apuntando hacia los campos, como sucedía en Días del cielo. Incluso, existe cierto paralelismo en los exteriores de las casas en torno a la que giran ambos argumentos.

Hay otros detalles en idéntico sentido, como la abundancia de primeros planos. Tal y como si se tratase de un rodaje con cámara al hombro de un imaginario acompañante pegado siempre a los personajes más significativos. El director de La delgada línea roja y El árbol de la vida sabe mucho de ello, así como de las vivencias interiores de los protagonistas a la hora de enfrentarse con un problema capital.

Un virus mortal acecha a la humanidad y, de momento, los investigadores no tienen vacuna ni un tratamiento efectivo. Se transmite por mordeduras de unos seres humanos a otros y los infectados, durante un período de seis meses, van deteriorándose, pudriendo por dentro para entendernos, hasta que resultan violentos, atacan con un hambre feroz, y deben ser reducidos en cuarentena hasta su muerte. En uno de los centros hospitalarios habilitados al efecto, Wade Vogel –Arnnold Schwarzenegger- busca a su hija Maggie, de 16 años –Abigail Berlin- hasta que se la lleva a casa gracias a una importante recomendación, y después de buscarla durante más de seis semanas.

De nuevo en el hogar, Caroline –Joely Richardon-, actual esposa de Wade, manda a sus dos hijos a casa de unos familiares para quedarse con su marido a la espera del desenlace fatal de Maggie, que intenta llevar una vida normal e incluso se reencuentra con Trent –Bryce Romero-, el muchacho de quien está enamorada y cuyo nivel de afección está más avanzado. Según le ha contado su tío, uno de los galenos especialistas, a los enfermos terminales se les arroja a una sala común para que terminen devorándose unos a otros.

Primero Trent, y luego Maggie. La enfermedad hace estragos y la policía, representada por Ray –Douglas M. Griffin- y Holt –J.D. Evermore-, intenta que se cumpla el protocolo a rajatabla. El problema es que nadie quiere desprenderse de sus seres queridos, especialmente de sus hijos. Procuran conservalos a su lado hasta el final con la esperanza de que, en el interín, se encuentre una cura que de momento no se vislumbra.

De esta forma, Hobson transita por el drama interior de los personajes, aunque haya tenido que exigirle a Arnold Schwarzenegger un importante giro a la hora de enfocar su personaje. No optará a ningún premio, pero cumple uno de sus mejores trabajos en la pantalla grande.  Apenas hay un par de sustos, bastante gratuitos por cierto, y otras tantas secuencias de acción contenida. Ni el actor principal hace gala de músculos ni el director se vuelca hacia el gore.  Tampoco hay demasiada originalidad en la visualización de los infectados, y el vestuario es más que discutible, aunque se trate de un pueblo perdido del Medio Oeste. También en este caso, como en la mayoría de decisiones, Hobson busca entre los maestros y la verdad es que se luce como copista.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: