Skip to content

Jem y Los Hologramas (Jem and The Holograms (*)

28 enero 2016

Una joven sube a la Red un tema musical compuesto por ella misma, aunque oculta su identidad. Inesperadamente, las visitas crecen exponencialmente, lo que atrae el interés de una compañía discográfica. El adelanto por un posible próximo disco ayuda a paliar una difícil situación familiar.

Después del éxito comercial de la adaptación de G.I. Joe y Transformers en la pantalla grande, la multinacional Hasbro continúa su colaboración con los Estudios Universal mediante un producto dirigido fundamentalmente a las adolescentes. Como referente, la serie televisiva de los 80 que tenía como objetivo prioritario promocionar una línea de juguetes. Después de tres años de éxito debido a la fórmula que aglutinaba moda, estética y cultura juvenil, en 1988, fue suspendida tras la caída de ventas de sus muñecas. Jon Chu, un director afín a la empresa, se ha encargado de culminar un guion que pretender mantener los parámetros originales con un toque inequívoco de modernidad-

Las huérfanas Jerrica Benton –Aubrey Peeples-, a quien su padre llamaba Jen, y su hermana menor Kimber –Stefanie Scott- viven en casa de su tía Bailey –Molly Ringwald- junto a otras dos chicas que se criaron con ellas, Aja –Hayley Kiyoko- y Shana –Aurora Perrineau-. Cuando anuncian su desahucio, Jerrica se desahoga grabando en el sótano una canción inédita, y subiéndola a Internet aunque ocultando su identidad. Tras recibir millones de visitas en poco tiempo, una productora de Los Ángeles, Erica Raymon –Juliette Lewis- prepara la grabación de un disco mientras deja a las chicas en manos de su hijo Rio –Ryan Guzmán-.

El protagonismo de un robot diseñado por el padre de la protagonista, 51N3RG –pronúnciese Sinergia-, proporcionará mayor profundidad a una historia que se aparta diametralmente del argumento televisivo, donde tras el fallecimiento de Emmett Benton, su primogénita debía ocuparse mantener viva la llama de Starlight, su compañía discográfica. Los nombres se mantienen, aunque las circunstancias de los personajes y de algunos objetos sean diferentes. No falta la referencia simbólica a The Misfits, las grandes adversarias del grupo que da título a este largometraje, y cuya presencia puede anticipar una posible secuela. Para ellos hay que aguantar a que hayan pasado la mitad de los títulos de crédito.

Hay más fidelidad en el aspecto físico de las protagonistas, especialmente en el caso de Jerrica, con su habitual melena rosácea, aunque en la serie se transformaba en Jem al tocarse los pendientes mágicos que le había legado su padre. Todo es más lógico y racional en el guion cinematográfico y, por el contrario, menos atractivo, reforzado por inclusiones infográficas. Un coste de difícil recuperación en la taquilla. La historia de amor es simple y previsible, como muchas de las situaciones que se dan cita en el film, así que lo más importante hay que buscarlo en el reparto y en las aportaciones a la banda sonora.

En el primer caso, Molly Ringwald regresó a la gran pantalla en 2014 tras casi tres lustros apartada de los platós cinematográficos. En tiempo, fue una de las actrices fetiche de la factoría John Hughes, participando en sus tres filmes más representativos de los ochenta: Dieciseis velas, El club de los cinco y La chida de rosa. Siempre es bueno recuperar actrices de su historial aunque el personaje que le ha tocado en suerte sea absolutamente inocuo. Tanto o más que el de Juliette Lewis. La protagonista de Asesinatos natos de Oliver Stone se desmadra con mucha facilidad y aquí encuentra el vehículo apropiado para ello.

Por lo que se refiere ak soudntrack, se han buscados temas pegadizos, con reminiscencias de la música disco y un sonido que no puede molestar a nadie salvo a los amantes del hip-hop. Jem and The Holograms, formado por las cuatro muchachas que integran el grupo en la cinta se encargan de la mayoría de los temas, aunque Hayley Kiyoko se reserva en solitario uno de ellos. Para la canción principal Youngblood, cuentan con la colaboración de Hilary Duff. Gracias a ellos, se ha convertido en el mayor reclamo de la banda sonora.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: