Skip to content

¡Ave, César! (Hail, Caesar!) (***)

22 febrero 2016

En el declive de la época dorada de Hollywood, uno de los grandes estudios produce una película sobre la vida de Jesucristo cuando su principal estrella desaparece. Los problemas se amontonan con otros actores y el trabajo se le acumula para un mediador llamado Eddie Mannix.

La última película de los hermanos Joel y Ethan Coen inauguró la última edición de la Berlinale y con ella regresaron a la comedia, género que ni siquiera rozaban desde Un tipo serio (2009). La acción se sitúa a finales de los años 50, cuando la edad dorada del cine había comenzado su declive. Momentos difíciles que, con el auge de la Guerra Fría, en Estados Unidos se temía la propaganda comunista. En Capitol Pictures, un gran estudio, trabaja Eddie Mannix –Josh Brolin-. Su oficio es lo que se puede denominar un mediador. Ha de solucionar los problemas que se presentan en la empresa, ya sea con los técnicos o los actores. Un Productor jefe en la sombra.

Mannix debe hacer frente a varias situaciones. La principal, su sentimiento religioso. Tanto, que es capaz de confesarse a las cuatro de la mañana porque ha ocultado a su esposa que ha fumado dos o tres cigarrillos. Sin embargo, es capaz de solventar como sea y a cualquier precio cualquier obstáculo que se presente en el estudio sin remordimiento alguno y a la hora que sea. Delitos y faltas, que podría explicar muy bien Woody Allen.

Mientras, se producen simultáneamente varias películas. La más importante es ¡Ave, César!, una visión sobre la vida de Jesucristo que tiene como protagonista a la máxima figura de la multinacional, Baird Whitlock –George Clooney-, quien es secuestrado antes de la escena capital por un grupo de guionistas próximos al comunismo que solicitan cien mil dólares por el rescate. Mientras, al director Laurence Lorenz –Ralph Fiennes-, se le adjudica un actor de westerns, Hobie Doyle –Alden Ehrenreich-, que no parece demasiado apto cuando tiene que decir más de una frase.

Otras dos referencias del estudio son DeeAnna Moran –Scarlett Johansson- y Burt Gurney –Channing Tatum-. Ella es una especie de Esther Williams, un encanto para el público pero un terremoto en su vida privada. Su embarazo obliga a buscar fórmulas para no enturbiar su imagen, y Joseph Silverman –Jonah Hill- le servirá de tapadera. Burt es un actor y cantante, al estilo de Gene Kelly que piensa en fugarse a Rusia. Además, Mannix tendrá que burlar a dos periodistas, gemelas y rivales, que buscan en las entretelas de la industria, Thora y Thessally Tacker, encarnadas ambas por Tilda Swinton.

Las distintas producciones y lo que sucede al margen dl estudio permite a los Hermanos Coen lucirse en varios géneros, desde el musical más unido a la tradición, hasta el acuático que representó en su día Esther Williams. También el cine de época, el western acrobático y la alta comedia dramática. Cada uno de ellos exige una iluminación distinta, un tipo de fotografía diferente y una puesta en escena ad hoc. También cuando Mannix vive fuera del trabajo, durante el secuestro de Baird o en la escapada de Burt Gurney. Se observa entonces un tipo de fotografía de la época, con tonos más fríos y realistas.En todos triunfan los creadores del film y, sin embargo, el conjunto no está a la altura.

La película es divertida, el público se entretiene, aunque da la impresión  que mucho mejor se lo pasaron sus responsables y el equipo artístico. En realidad, la propuesta parece un conjunto de pasajes notables en lo que falla es su conjunción. Resulta más atractiva la parte en la que los Coen huyen de la parodia que, en muchos casos, mejor se podría hablar de homenaje.  Por ejemplo, cuando Mannix reúne a representantes eclesiásticos de diferentes religiones para saber si el enfoque de Jesucristo en la película puede herir la sensibilidad de algún devoto, o la secuencia en la que el pañuelo de la montadora C.C. Calhoun –Frances McDormand- se queda enganchado en el proyector y casi se ahoga.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: