Skip to content

13 minutos para matar a Hitller (Elser: Er hätte die Welt verändert) (***)

2 marzo 2016

En 1939, un carpintero nacido a orillas del lago Constanza quiso matar a Hitler mediante una bomba de fabricación casera. Cuando el artefacto estalló, el mandatario se había marchado apenas un cuarto de hora antes. Tras ser capturado, los nazis no podían entender que el asesino en potencia hubiese trabajado solo.

Tras conseguir el respaldo unánime por filmes como El experimento y, sobre todo, gracias a El hundimiento, el alemán Oliver Hirschbiegel transitó por un período más plano en lo que a su cinematografía se refiere, y que incluye el fallido biopic sobre Diana de Gales. Ahora, regresa al nazismo con otra de esas producciones que se podían meter en el saco de la mala conciencia, en la que una vez más los germanos se miran al ombligo para denunciar que los pertenecientes a las SS eran malos malísimos, todo lo contrario que el pueblo llano.

Lo hace a través de dos períodos diferentes separados entre sí por nueve años. En 1939, el protagonista de este nuevo biopic en la carrera del cineasta teutón,  George Elser –Christian Friedel-, un carpintero nacido en los alrededores del lago Constanza, que separa Alemania, Austria y Suiza, coloca una bomba en el Büergerbräukeller de Munich con la intención de matar a Adolf Hitler –Udo Schenk- durante un acto con sus correligionarios. Capturado, es llevado ante la presencia de Arthur Nebe –Burghart  Klaussner- , director del penal del Reich, y de Heinrich Müller –Johann von Bülow-, eje de la Gestapo.

Inmediatamente, la acción se traslada a 1932, en la localidad natal de Elser, Königsbronn, donde encontramos a un protagonista aficionado a la música, que se luce con el acordeón y tiene éxito con las mujeres. Entre ellas, Elsa –Katharina Shütller-, que está casada con Erich –Rüdiger Klink- un hombre tiránico y borracho. Ella se convierte en el amor de su vida para un hombre cuya ocupación principal es la de carpintero pero que ha ejercido diferentes oficios y tiene una habilidad especial para el dibujo técnico. Gracias a todo ello fue capaz de diseñar una bomba de fabricación casera para para perpetrar el magnicidio frustrado en el que murieron ocho inocentes.

El film deambula por tres caminos dispersos y en ningún momento llega a centrarse. Como si se tratase de otras tantas historias diferentes nos encontramos con el amor entre Elsa y Elser, las vivencias en la localidad en la que habitan ambos, con el auge propio del nazismo, y el interrogatorio cruel al que es sometido el personaje central por parte de los dos altos cargos del organigrama del Führer. Esta última parte es la que nos interesa más, la que se narra de una forma efectiva y la que permite lucirse a los protagonistas, especialmente a Christian Friedel, que consiguió una nominación a los Premios del Cine Europeo por este trabajo.

Inicialmente, no da un solo detalle sobre sus actos aun a pesar del duro castigo al que le someten. Solamente cuando Elsa es transportada hasta su cautiverio, cuando ya se había divorciado y esperaba casarse nuevamente, Elser se ablanda y confía algunos pormenores. El principal, que ha actuado solo y que, a pesar de la insignia que lucía en su solapa cuando fue capturado, no perteneció jamás a ningún partido de izquierdas. En el III Reich no conciben que se trate de un lobo solitario aunque todas las pruebas apunten a ello. Simplemente, se trata de un hombre que está convencido de que Hitler es malo para Alemania.

La película deambula entre la crueldad e intimismo del campo de concentración y el eje romántico de la historia amorosa. Demasiado convencional y sin aportación novedosa alguna. El efecto sepia de la fotografía ayuda a situar temporalmente una acción demasiado expositiva, que no se guarda nada para que el espectador tome partido. Simplemente, los hechos vienen dados con detalle. También con la intención de corroborar que los nazis eran crueles y el resto de la población alemana no hizo otra cosa que soportar sus desmanes.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: