Skip to content

Bone Tomahawk (**)

14 marzo 2016

El sheriff de una pequeña localidad desconfía de un recién llegado y, tras una disputa en el bar, le dispara en un pie y lo encarcela. Al día siguiente, tanto él como la mujer que le restañó le herida y un ayudante desparecen. En su búsqueda, la autoridad y quienes les acompañan se topan con una extraña tribu de caníbales.

Esta película ganó dos premios en el pasado Festival de Sitges y una nominación a los Independent Spirit. Combina el género western con el terror de una forma hábil en la trama aunque no tanto en su exposición a pesar del galardón para su director y guionista, S. Craig Zahler en la Costa Brava. Mantiene los parámetros del western, aunque por lo que se refiere al terror se acerca al gore pero de forma contenida. Por ejemplo, en la secuencia inicial, cuando Purvis –David Arquette- y Buddy –Sid Haig-, dos vagabundos, cortan el cuello a sus víctimas, a quienes le roban. O también cuando tres de los protagonistas están presos y la tribu a la que se enfrentan dividen en dos a otro prisionero con la intención de comérselo.

Tras el incidente inicial, uno de los asaltantes es asesinado por un grupo de indios y el otro se escapa para llegar a la cantina de Bright Hope, donde tiene un altercado con el sheriff Hunt –Kurt Russell-. Tras dispararle en la pierna y ser asistido en la cárcel por Samantha –Lili Simmons-, esposa de Arthur O’Dwyer –Patrick Wilson- un capataz de transporte de ganado que se ha roto una pierna al restañar su tejado, ambos desaparecen junto al ayudante Nick –Evan Jonigkeit- . La única pista es un muchacho negro muerto y una flecha que, según un experto, pertenece a una tribu que define como trogloditas caníbales, que ni siquiera posee una lengua propia y se comunica a base de sonidos guturales.

El sheriff, junto con su ayudante Chicory –Richard Jenkins-, el propio Arthur y Brooder –Matthew Fox- un tipo culto y mujeriego de la localidad, parten en busca de los desaparecidos hasta que se topan con los indios y tienen lugar escenas de auténtico salvajismo. No hay demasiada sangre y sí actos repugnantes  que califican a esta producción como muy especial dentro de su género. Al fin y al cabo, es la historia de una venganza a través de la búsqueda, asunto especialmente recurrente en el western.

La puesta en escena de Craig Zahler también adquiere tintes originales. Los exteriores muestran una luminosidad nada frecuente, como también el escenario en el que se desarrolla. Las montañas son descarnadas, y en ellas abunda la caliza, material empleado por los trogloditas para dotar a su cuerpo de una extraña apariencia lechosa. Se comunican mediante sonidos a través de silbatos ensartados en sus gargantas, cubren sus cabezas con atributos de animales salvajes, cortan cabelleras, son caníbales y tienen un cementerio propio dispuestos por originales líneas serpenteadas de picas y cráneos humanos.

Va a ser muy complicado que el público llegue a desguatar la película, tanto los aficionados a uno u otro género. Hay quien sostiene que estamos ante un posible trabajo de culto, pero eso lo decide generalmente el espectador por medio del boca a boca. Por nuestra parte, entendemos que le falta cierta definición y que, a pesar de su originalidad, el guion debería de ser más contundente y restañar ciertas lagunas de las que se resiente el proyecto en general a la hora de ponerlo en pie. Por ejemplo, no nos hallamos ante una serie de enfrentamientos que puedan quedar para el recuerdo y en cualquier escenario, a pesar de centrarse en una época difícil, la pulcritud, el orden y la limpieza se elevan por encima del resto.

Nos quedamos con la interpretación de Richard Jenkins como el veterano ayudante del sheriff. Domina los diálogos, algunos de ellos rozando el absurdo, con su mueca de satisfacción por el respaldo a su tesis sobre un circo de pulgas cuando están retenidos por los trogloditas. Los demás colaboran, especialmente Kurt Russell, a que esta producción independiente y de bajo presupuesto sea más satisfactoria. La repetición de planos, usualmente, se debe a los escasos recursos financieros y se puede hablar de cierta imaginación para driblar esa circunstancia.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: