Skip to content

Resucitado (Risen) (**)

22 marzo 2016

Un tribuno romano que ha estado presente en la crucifixión de Cristo recibe el encargo de Poncio Pilatos para vigilar concienzudamente su tumba ya que teme que los discípulos de Jesús roben el cuerpo para fomentar la creencia en la resurrección. A causa de sus indagaciones, el soldado decide tomar una importante decisión.

Un tribuno romano llega a la morada de un pastor en el desierto de Judea y rememora lo sucedido en los últimos días, comenzando con el enfrentamiento contra las hordas de Barrabás, a quien termina dando muerte. De inmediato, Poncio Pilatos le encarga que vigile la crucifixión de un autoproclamado Hijo de Dios, a quienes los seguidores de Caifás consideran un problema. Además, la inminente visita del César aconseja al gobernador que mire por la estabilidad de una zona conflictiva.

Normalmente, cualquier revisión del Nuevo Testamento culmina con  la Crucifixión, pero en este caso tiene lugar al principio de la película. El responsable es Kevin Reynolds, un cineasta muy ligado a la carrera de Kevin Costner y que ha firmado títulos como Robin Hood, príncipe de los ladrones o Waterworld. Sin duda, y más teniendo en cuenta esta última, no son buenas credenciales, aunque esta propuesta está muy por encima de uno de los más sonoros fracasos del séptimo arte.

Se trata, en definitiva, de una revisión del nacimiento del Cristianismo que, aun poniendo la historia patas arriba, se muestra fiel a las Sagradas Escrituras y mantiene, sobre todo en la primera hora de película un alto componente de intriga que revitaliza un argumento en el que destaca todo el ensamblaje técnico y la inspiradísima partitura de Roque Baños. No es la única aportación española, ya que la película cuenta con capital de nuestro país y un nutrido ramillete de actores y técnicos, como María Botto en el papel de María Magdalena. Estaba prevista la presencia de Leonor Waitling como Christina, pero su participación debió de quedarse en la sala de montaje.

Clavio –Joseph Fiennes- es un afamado tributo romano, mano derecha de Poncio Pliatos –Peter Firth-, que se deja ver en una interesante secuencia de acción aplastando a las huestes de Barrabás. Sin solución de continuidad, el Prefecto le encarga vigilar la crucifixión de un autoproclamado Mesías que molesta fundamentalmente al Caifás –Stephen Hagan- y el resto de judíos. Tras la muerte de Jesús –Cliff Curtis-, su cuerpo es reclamado por José de Arimatea –Antonio Gil-, para ser enterrado en su sepulcro. Aunque dos soldados custodian el enterramiento, al tercer día el cuerpo del difunto ha desaparecido.

El tribuno se afana en encontrar el cadáver, ya que Poncio Pilatos lo necesita para calmar al sumo sacerdote y para que los seguidores del Mesías no se incrementen. Comienza de esta manera una búsqueda que conduce a Clavio al encuentro de los Apóstoles, con Pedro a la cabeza –Stewart Scudamore-, hallando entre ellos a Jesús, que muestra a Tomás –Jan Cornet las heridas del Calvario. Deciden partir los discípulos hacia Galilea, y con ellos marcha el romano, que consigue eludir a las tropas imperiales tras un encuentro con Lucio –Tom Felton-, a quien se le había asignado como lugarteniente, al que le deja libre tras reducirle

El protagonista, un hombre de guerra, ambicioso y hasta cierto punto cruel, sufre una transformación evidente, decantándose por la paz y alejándose de los enfrentamientos mortales. Lo hace en un ambiente austero, más al estilo de la versión del Evangelio de San Mateo a cargo de Pier Paolo Pasolini, que de súper producciones como Rey de Reyes o La historia más grande jamás contada. Ayudan las secuencias rodadas en el desierto, que contrasta con la magnificencia de las construcciones romanas, especialmente el castillo de Poncio Pilatos.

Realmente, la cita se centra en los cuarenta días posteriores a la Pasión. Funciona mucho mejor de lo esperado al principio, y sorprende la versión libre de la historia, aunque declina conforme avanza. Principalmente porque, tras perder el componente de thriller, Kevin Reynolds no sabe a ciencia cierta qué hacer con el protagonista, que termina dando tumbos y afecta también el trabajo de un convincente Joseph Fiennes, bastante por encima del resto del elenco.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: