Skip to content

Batman v. Superman: El amanecer de la justicia (Batman v. Superman: Dawn of Justice) (*)

2 abril 2016

Tras diversas acciones, una de las cuales derrumba el rascacielos del imperio de Bruce Wayne, el Caballero Negro decide enfrentarse al Hombre de Acero en una lucha, aparentemente desigual. Sin embargo, emerge un nuevo y poderoso enemigo, espoleado por Lex Luthor, que amenaza por poner en jaque a toda la Humanidad.

Era cuestión de tiempo que Warner recurriese a enfrentar en la pantalla a los dos grandes abanderados de DC Comics. Finalmente ha llegado y, de paso, se abre la puerta a nuevos largometrajes que girarán alrededor de los súper héroes de la Liga de la Justicia. Wonder Woman/Diana Prince -Gal Gadot- tiene mucha importancia en este film, donde aparecen cameos de The Flash/Barry Allen –Esra Miller-, Cyborg/Victor Stone –Ray Fisher- y Aquaman –Jason Momoa-. De esta forma, vamos a tener películas de estas características para rato. Teniendo en cuenta la calidad media de sus guiones y el interés de las mismas, mucho me temo que nos veremos abocados a un constante deja vu cuyo interés, posiblemente, se vaya debilitando con el paso del tiempo.

En este caso, hay una clara dicotomía que favorecerá la continuidad de este tipo de producciones: una espectacular acogida del público a pesar de la frialdad mostrada por la crítica. Lo que se pretende, ante todo, es puro espectáculo. Luchas, destrucciones, enemigos gigantes, a la altura de un final de fase de cualquier videojuego y muchos efectos visuales. Cuando suena la flauta, que no sucede en este caso por parte de Zack Snyder –El hombre acero-, la película combina acción sin límites con una cierta calidad.

Como reclamo, aparte de los personajes, figura un reparto de postín en el que sale perdiendo Henry Cavill –Superman-, y en el que destacan Jesse Eisenberg como un eficiente Lex Lthor y Ben Affleck, que da vida a un Batman con más matices de los esperados. Además, cuenta entre otros como Amy Adams –Lois Lane-, Diane Lane y Kevin Costner, como los padres adoptivos de El Hombre de Acero, Larry Fishburne en el rol del redactor jefe del Daily Plante, y un convincente Jeremy Irons en el personaje de Alfred Pennyworth, el mayordomo de Wayne, Michael Shannon vuelve a encarnar al General Zod, y Holly Hunter como la senadora June Finch. A pesar de que la cinta dura dos horas y media, se anuncia una versión extendida en Blu Ray/DVD  donde, además de escenas violentas, podremos ver otros personajes que no forman parte del metraje convencional. Por ejemplo, Barbara Gordon/Batichica, a cargo de Jensa Malone.

Sobre este proyecto podríamos escribir casi una tesis doctoral, pero lo reduciremos a una serie de precisiones. Por ejemplo, que puede hablarse de una primera parte sombría, con mayor mérito que la puramente espectacular y farragosa de la segunda. También de las muchas incongruencias de un guion que apenas desarrolla los personajes y de una producción fantasiosa de la que ha formado parte Christopher Nolan. Nada que ver con su trilogía de Batman, aunque este film bien podría considerarse con una nueva entrega de las andanzas de El Caballero Oscuro, a pesar de que se eche en falta al comisario Gordon.

Llaman la atención algunos sinsentido, por mucho que el proyecto se base en el cómic original. Por ejemplo, que Gotham City y Metrópolis debieran ser dos ciudades gemelas pero que, en este caso, están separadas por una bahía al estilo de Montevideo y Bueno Aires. Se hace referencia también a Washington DC cuyo Capitolio, como era de esperar, resulta destruido. Tanto Lois Lane como Ken Clark hacen y deshacen a su antojo en el Daily Planet, hasta el punto de que se le suben a las barbas a un descafeinado redactor jefe que apenas tiene nada que decir a excepción de que cada vez se venden menos periódicos.

Es difícil de creer que Batman pueda moverse con gracilidad dentro de un traje que parece más un modelito de invierno de Robocop, sin olvidar la aberrante vestimenta de Superman, digna de una carroza de un desfile de frikis. Absurdos que resume el personaje de Diane Lane cuando entienden que los dos súper héroes son amigos porque ambos usan capa. Y a todo esto, después de destrucciones sin fin y de un rosario de bombas atómicas que estallan como si fuera un racimo, casi todos salen ilesos y con la ropa bien planchadita.

Mejor dejarlo aquí y conformarnos con los enormes beneficios obtenidos en taquilla, así como por el personaje de Batman y el trabajo de Eisenberg. Casi deberíamos obviar el resto, incluida la banda sonora de Hans Zimmer y la canción de Junkie XL. Ni siquiera los efectos visuales debieran ser candidatos al Oscar. Únicamente el diálogo de los dos protagonistas durante una fiesta ofrecida por Lex Luthor nos salva del tedio o los convencionalismos en este apartado.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: