Skip to content

Victor Frankenstein (**)

11 abril 2016

Adaptación libre de la novela escrita por Mary Shelley en la que Víctor Frankenstein encuentra en un circo a un jorobado sin nombre a quien rescata para convertirlo en su ayudante. Juntos, culminan el proyecto de conseguir vida a partir de la muerte. Tras un primer ensayo con restos de animales, lo intentan con un ser humano fallecido.

Se nota el interés por adaptar al público actual distintas obras clásicas que, si se dan la mano con los grandes hitos de la literatura fantástica, parecen resultar más recomendables, tanto para la taquilla como para el espectáculo. La mayoría suelen tener como base una novela gráfica, pero no es este el caso a pesar de la estética propuesta por su director, Paul McGuigan, que parece continuar el sendero abierto por Guy Ritchie en su revisión de Sherlock Holmes, si bien en este último caso la fuente más próxima era el cómic de Lionel Wigram.

En un Londres barroco, con reminiscencias victorianas y una fotografía inicial de Fabian Wagner que evoca la ensoñación de los cuentos clásicos, encontramos el circo donde se encuentra un jorobado sin nombre interpretado por Daniel Radcliffe, aunque su maquillaje esperpéntico recuerda más a Helena Bonham Carter. El joven está interesado por la trapecista Lorelei –Jessica Brown Findlay-, quien sufre un accidente el día que el doctor Víctor Frankenstein –James McAvoy- es uno más entre los espectadores. El jorobado, especialmente aplicado en los libros de medicina que ha ido robando a lo largo de los años, logra recuperar a la chica y el médico decide llevarlo consigo, convirtiéndolo en su socio después de una espectacular huida.

Una vez en casa, Frankenstein consigue aliviar la joroba de su amigo, que arrastraba desde hacía dieciocho años y le proporciona el nombre de Igor Strausman. Su primera acción, que presentan en la Universidad de medicina es el intento de revivir una especie de puzle conseguido a base de fragmentos de animales. Sólo el millonario Finnegan –Freddie Fox- advierte posibilidades en el hallazgo mientras el religioso detective Turpin –Andrew Scott- sigue la pista al visionario doctor porque considera inmoral su experimento y la forma de conseguirlo.

El siguiente paso es trabajar con un cuerpo humano, y para ello se utiliza el cadáver del verdadero Igorlo que conduce a un final épico con el enfrentamiento de los protagonistas y el monstruo Prometeo, un ser con dos corazones. Como se puede apreciar, se trata de una versión libérrima de la novela de Mary Shelley, aunque los personajes resultan casi irrelevantes a pesar del esfuerzo de los actores, entre los que se encuentra Charles Dance, como el padre de Víctor, a quien culpa del fallecimiento de su hijo mayor. Detonante para que el joven doctor se empeñase en revivir a los muertos.

Con una propuesta visual exuberante y barroca, que abandona su carácter onírico en cuanto los dos protagonistas abandonan el circo, la película se pierde en elementos convencionales que no acaban de decantarse por el terror, la ciencia ficción, o incluso la comedia. Son más atractivos los efectos trabajados para su dirección artística que lo que se cuenta dentro de la pantalla. Los personajes atormentados que caracterizan la historia se quedan en unos nubarrones que anuncian agua pero que no terminan de arrancar. La historia de amor es inocua a pesar del esfuerzo por dotarla de un vestuario espectacular que se luce con un traje rojo portado por Jessica Brown Findlay que destaca todavía más con los planos cenitales.

Es obvio que existe un intento por profundizar en los caracteres principales y en revisar el mito, pero el conjunto no termina de cuajar. En este sentido son mejores algunas de las partes que la suma del conjunto porque, si en una película destaca la ambientación y la fotografía por encima del resto, es que fallan más cosas de las necesarias. Como anécdota, se trata del segundo Frankenstein, después del de Robert de Niro a las órdenes de Kenneth Branagh que no lleva tornillos.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: