Saltar al contenido

Ahora sí, antes no (Right Now, Wrong Then – Ji-geum-eun-mat-go-geu-ddae-neun-teul-li-da) (***)

1 mayo 2016

Un prestigioso director de cine independiente se desplaza desde Seúl a otra ciudad del país para participar en un cinefórum. En su visita a un palacio local se encuentra con una pintora con la que se va a tomar un café, posteriormente a su estudio y luego a cenar, donde se emborrachan antes de acudir a una reunión con unos amigos de ella.

Ganadora en el Festival de Locarno, donde el director Hong Sang-soo había logrado con anterioridad el premio al mejor director gracias a Our Sunhi, también se fue de la localidad suiza con el galardón al mejor actor en la figura de Jung Jae-Young. Repetiría los mismos éxitos en Gijón, lo que sirvió para asentar el prestigio de un cineasta muy personal, que apuesta por planos larguísimos y diálogos repetitivos, algo que puede fomentar el de interés del público más convencional, pero que debe hacer las delicias de los seguidores de este director personalísimo al que algunos han definido como un auténtico filósofo dentro del séptimo arte.

La historia profundiza en las relaciones entre Han Cheon-soo, un director de cine independiente, y la pintora Yoon Hee-jeong –Kim Min-hee-, que se conocen accidentalmente en un lugar turístico. La cinta se divide en dos partes, con idénticos protagonistas en las mismas situaciones aunque con pequeños matices en los diálogos. Esa situación, y los pequeños detalles, producen cambios sustanciales en las relaciones entre ambos personajes.

El prestigioso Han llega desde Seúl a otra localidad del país para asistir al pase de una de sus películas y participar posteriormente en un coloquio con los asistentes. Una de las organizadoras, entusiasmada con el trabajo del cineasta, se ofrece a ser su ayunta en un próximo rodaje. Ambos se entretienen en una pista de hielo jugando con un trineo. Está claro que al protagonista le interesa mucho el sexo femenino.

Como quiera que llegó veinticuatro horas antes a la cita debido a un error de planificación, se dedica a hacer turismo. En su visita a un palacio local se encuentra con Yoon, una pintora a la que invita a tomar un café. Después van a su estudio, luego a cenar sushi, donde se emborrachan y, finalmente, a una reunión en la casa de una de las amigas de ella. Entre ambos se establece un evidente acercamiento, pero la evolución y los resultados varían sensiblemente con los mínimos cambios que el autor introduce en la conversación y el comportamiento de sus personajes.

En esta especie de efecto mariposa se luce Hong Sang-soo, con su habitual estilo pausado, reiterativo, en el que estudia tanto el fondo como la forma. La cinta es cautivadora, aunque se trate de una historia simple y el autor se mueva en aquel elemento que conoce más a fondo, el séptimo arte. También hace trampa, pero se acerca al cinema verité con el hecho de que la borrachera de sus dos personajes centrales fue real durante el rodaje, no fingida, o introduciendo planos surgidos durante el trabajo, como la secuencia final bajo la nieve.

En esta propuesta sencilla destaca el posicionamiento de la cámara, sin obviar los planos secuencia y situaciones comprometidas a la hora de llevarlas a la pantalla, como son los dos personajes comiendo en una estrecha barra. El cineasta investiga, profundiza en el interior de los caracteres y busca las consecuencias de sus actos más mínimos. Engaña la mente, aunque también se deje llevar. Las percepciones se ponen sobre la mesa, como el sushi o la botella de alcohol, lo que no es óbice para veladas insinuaciones, como la organización de eventos o el conocimiento y egocentrismo de algunos críticos cinematográficos. No dejan de ser adornos para una historia tan superficial como profunda a través de la relación durante unas pocas horas de un director tan educado como engreído y una pintora tan ofuscada como decidida. Cuestión de apreciaciones y momentos.

From → Cine

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: