Skip to content

Triple 9 (**)

4 mayo 2016

Un grupo de criminales y policías corruptos de Atlante tiene que efectuar un importante robo en oficinas gubernamentales con información comprometedora para el jefe de la mafia rusa. Ante la dificultad para cometer su fechoría proponen desviar la atención abatiendo a un agente de la ley. Una circunstancia conocida en la jerga como código 999.

Acción, ciertas dosis de violencia y un guion farragoso son los tres pilares en los que se asienta esta producción dirigida por John Hillcoat, responsable de filmes como La carreteraThe Road– o Sin ley –Lawles-. Otro de sus apoyos pasa por un reparto de primera línea para sustentar una película sin tregua y con definidos retratos psicológicos. Apenas hay concesiones en esta historia de ritmo casi frenético, difícil de seguir en algunos momentos, y que cuenta con el problema de algunos antecedentes que como L.A. Confidential, o Infiltrados. De ambas recoge su carácter prácticamente coral, si bien hay más detalles próximos a la primera, así como una opacidad que la entronca con Teniente corrupto y otros títulos afines.

El inicio es convincente y, poco a poco, se presentan los personajes más significativos. El capo de la mafia rusa judía de Nueva Orleáns ha sido encarcelado y su esposa Irina Vlaslov –una eficiente Kate Winslet- mueve los hilos necesarios para eliminar las pruebas comprometedoras. En una primera acción, recluta a tres delincuentes: Mitchael Atwood –Chiwetel Ejiofor-, Russell Welch –Norman Reedus- y su hermano Gabe –Aaron Paul-. Junto a dos policías corruptos, Marcus Belmont –Anthony Mackie- y Franco Rodríguez –Clifton Collins Jr.-, llevan a cabo un golpe muy profesional para hacerse con una caja de seguridad de un banco, pero Irina quiere más. No pagará el dinero prometido y retendrá al hijo de Mitchael mientras no perpetren otra acción en unas dependencias gubernamentales.

Para entonces, los rusos han matado a Russell, lo que deja traumatizado a Gabe, el sargento Jeffrey Allen –Woody Harrelson-, se hace cargo de la investigación, y su sobrino Chris –Casey Affleck-, recién trasladado, se convierte en compañero de Marcus. Los delincuentes, para conseguir que su plan tenga éxito, convienen en recurrir al código 999. Cuando un policía es abatido, todas las unidades se dirigen al lugar de los hechos. De esta forma, tendrán más facilidades para hacerse con el encargo. El elegido es Chris Allen, y para ello utilizan como cebo a Luis Pinto –Luis da Silva Jr.-, miembro de una pandilla local.

Casi la totalidad de los personajes tienen su lado oscuro y, a pesar de su profusión, hay espacio para desarrollarlos en mayor o menor medida. Sólo el recién llegado Chris Allen emerge como el más honesto, aunque mira para otro lado a la hora de enfrentarse con las debilidades de su tío, alcohólico y drogadicto. La dirección de Hillcoat intenta que no haya tiempos muertos y que la historia vaya penetrando en nuestros cerebros como un descenso a los infiernos.

Sin embargo, a pesar de su atmósfera envolvente no hay profundidad narrativa. La cinta se vuelve tan superficial como caótica por el requerimiento de guionista -Matt Cook- que quiere ser Quentin Tarantino pero al que le faltan diálogos chispeantes que conduzcan a un desenlace de todos contra todos en el que se pueda lucir la puesta en escena. Si en algún momento quiso ser algo parecido a Reservoir Dogs, no lo ha conseguido.

Con más reclamo que eficiencia, la película tiene cartel y mimbres, pero la trama criminal pierde consistencia a pesar de los atracos con pasamontañas, explosiones, persecuciones y tiroteos. El espectador lo habrá pasado bien, pero esta producción no quedará para el recuerdo salvo su título y lo que significa. Hay buenas intenciones y, si nos atenemos a cada una de sus partes, podría recibir muchos elogios. Lo que falla realmente es su conjunto, y por eso no va más allá del mero entretenimiento, que ya es bastante.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: