Saltar al contenido

Una madre imperfecta (The Meddler) (*)

1 junio 2016

Una mujer entrada en años, viuda desde hace veinticuatro meses, atosiga a su hija al estar siempre pendiente de ella. En poco tiempo, se da cuenta de que algunas de las personas que la rodean necesitan más ayuda que ella misma, lo que le lleva a evolucionar y a dar una serie de pasos que hasta entonces le parecían imposibles.

Después de debutar con una extraña comedia, Un amigo para el fin del mundo, que no tuvo recorrido comercial en nuestro país, Lorene Scafaria repite con una historia en la que mezcla sonrisas y casi ninguna lágrima. Todo muy almibarado, sin decidirse por el terreno del humor o por el del drama, pero que nos deja un espléndido trabajo de Susan Sarandon que, después de algunos años, encuentra un personaje para lucirse.

Encarna a Marnie, una mujer madura que no termina de aceptar la pérdida de su marido, sucedida hace dos años, pero que a ella le parece mucho más cercano. Se traslada de nuevo a Los Ángeles, donde parece sentirse liberada, aunque sólo en el aspecto exterior, y no deja de estar encima de su hija  Lori –Rose Byrne-, guionista de Hollywood. Tanto la atosiga que no se da cuenta de que Lori también sufre, y no mucho menos que ella, por la pérdida de su padre. Incluso, su texto para un episodio piloto refleja las vivencias de la familia.

Mientras, Marnie, entusiasmada con las nuevas tecnologías, no sabe exactamente su lugar en la sociedad. Quiere ser voluntaria en un hospital, pero se dedica, casi de forma clandestina, a una sola paciente que no puede hablar. Desprecia a Mark –Michael McKean- un admirador que le presentan en una fiesta de una conocida de su hija, y hace de canguro con un pequeño adoptado por una pareja de mujeres pertenecientes al mismo círculo de amistades. Cuando entra en su vida Zipper –J.K. Simmons-, un policía jubilado que posee unas cuantas gallinas en su casa, sale corriendo a Nueva York, donde trabaja Lori de forma temporal.

La pérdida de un ser querido y la crisis a diferentes edades son las claves principales de un film que se queda en la superficie y apenas tiene contenido. Sus secuencias parecen fragmentos de una sitcom o cuadros de brocha gorda tendentes a embobar al público femenino. Ante todo, es una película de mujeres y para mujeres, donde los hombres juegan un papel de apoyo, excepto el citado Zipper, gracias a que J.K. Simmons aporta su buen hacer y dota a su personaje de una personalidad algo más profunda.

La actuación es la parte más positiva de un film que deja, muy salpicadas, algunas frases que quieren ser trascendentes, como que el amor de una madre es incondicional, pero un padre tiene que demostrar constantemente su cariño. A cambio, se aportan situaciones difíciles de sostener y que afectan a todos los ámbitos. En el de las relaciones, el amor de Lori hacia Jacob –Jason Ritter- su ex novio, que ahora vive con otra pareja. Es difícil justificar la pérdida de la figura paterna con la persecución por parte de ella hacia a una relación que se encuentra totalmente rota.

El largometraje se encuentra salpicado por conductas chocantes. A Marnie no parece importarle que le haya robado un Lexus descapotable en el transcurso de una fiesta. Poco después, se adentra en el océano con la intención de esparcir parte de las cenizas de su difunto marido y lo hace sin descalzarse, mojándose hasta la rodilla y permaneciendo con el mismo vestuario hasta bien entrada la noche. En el aspecto fílmico, la puesta en escena es bastante cerrada, obligando a un exceso de diálogo por parte de la protagonista, cuando no se recurre a la voz en off, y necesita cuatro planos para mostrarnos el único beso que se muestra en la pantalla.

Todo ello no es óbice para que el público al que va dirigido, principalmente mujeres que han superado la juventud, pueda entretenerse. Se disfruta con la actuación de los intérpretes principales, pero apenas se sostiene cuando se pretende rascar en su interior.

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: